Urge la victoria en casa

Enrique Guerrero

No se ve fácil para nadie, aunque me atrevo a decir que hoy lucen más fuertes Gallos y Veracruz, puesto que Atlas sigue dando tumbos y Lobos con sus altibajos nada tiene seguro.

Aunque sumar sigue siendo importante, la jornada doble no fue del todo benévola para Gallos Blancos, pues de seis unidades en disputa, sólo lograron rescatar dos con las que ahora están a ocho de distancia del Veracruz, último lugar de la porcentual, equipo al que le fue mejor ya que consiguió cuatro al vencer a Pumas y empatar con América.

Mientras que Lobos BUAP volvió a bajar a la posición 17, cediéndole el 16 a Gallos; Atlas, que no despierta, ocupa el lugar 15, pero con la presión de que ya fue alcanzados en puntos 105 en 93 juegos jugados por los propios emplumados.
Como quien dice, la parte baja de la tabla de cocientes está al “rojo vivo” entre estos cuatro conjuntos y como la fase regular ha llegado prácticamente a su primera mitad, la presión crecerá aún más al restar nueve jornadas en las que tendrán qué echar la toda carne al asador en la búsqueda de su salvación.

Y no se ve fácil para nadie, aunque me atrevo a decir que hoy lucen más fuertes Gallos y Veracruz, puesto que Atlas sigue dando tumbos y Lobos con sus altibajos nada tiene seguro.

Los plumíferos, en circunstancias distintas, tuvieron casi en la bolsa los seis puntos en esta fecha doble, pero increíblemente por falta de concentración en su zona baja, porque experiencia les sobra a sus elementos, primero dejaron ir vivo al chiverío que en tiempo de compensación les sacó el empate.

Luego ante el León, donde una injusta expulsión a Güémez (cuyo castigo apelará seguramente la directiva), los dejó con 10 hombres durante más de 70 minutos, lucharon, se entregaron y lograron tener abajo a la fiera 1-0, sólo que ante tanta presión de la ofensiva rival, vino el error y los guanajuatenses también les quitaron dos puntos.

Estos empates tuvieron sabor amargo, sobre todo por el esfuerzo realizado para salir con los brazos en alto y que hoy les hubiesen no sólo permitido alejarse más de la quema del descenso, sino meterse hasta los primeros lugares de la clasificación.
Eso sí, ya vieron que si se deciden a cualquiera pueden derrotar y aunque viene un complicado Toluca este sábado, Gallos debe salir con todo en la busca de la victoria que se le ha estado negando en el estadio Corregidora.

Los choriceros no serán una perita en dulce, menos si vienen crecidos por haber parado en seco a Santos, hoy sublíderes de la clasificación general, por lo que Tena y sus muchachos seguramente trabajarán a conciencia para fortalecer su retaguardia y afinar la puntería de sus artilleros, pues el triunfo de los queretanos ya es tiempo de que llegue al Corregidora.

Antes, los plumíferos esta noche recibirán la visita de Cimarrones de Sonora (21:00 horas), al continuar la Copa MX, donde obviamente Tena empleará un cuadro alternativo o el que viene enfrentando este campeonato, para tener más que lista a su base titular para encarar a los choriceros.

Hasta la próxima. 

Comentarios