Un helicóptero, Maquiavelo y Nava

El alcalde dijo que en efecto, había realizado un viaje en helicóptero de la capital del país para poder llegar a tiempo a una reunión en el municipio que gobierna pero que este gasto no había corrido a cargo de los contribuyentes sino de su propio bolsillo
29/01/2019
03:24
-A +A

 

 ¿Es trascendente saber si el alcalde de Querétaro Luis Bernardo Nava viajó en helicóptero de la ciudad de México a la capital del estado? Depende, si el gasto corrió a cuenta del erario o a cuenta del bolsillo del alcalde, por ello el novel presidente municipal quiso poner paños fríos a la información revelada por Miguel Ángel Álvarez a través de sus redes sociales.

El alcalde dijo que en efecto, había realizado un viaje en helicóptero de la capital del país para poder llegar a tiempo a una reunión en el municipio que gobierna pero que este gasto no había corrido a cargo de los contribuyentes sino de su propio bolsillo. Sin embargo, esa respuesta generó más dudas que certezas pues de inmediato uno se cuestiona cuánto gana el alcalde para que pueda darse esos gustos de viajar en helicóptero en plena época de austeridad republicana.

Nava declaró a medios: “Lo pago de mi bolsa, tampoco creas que me hace mucha gracia hacer este tipo de erogaciones y después de los lamentables acontecimientos que se han dado en este tipo de aeronaves tampoco es una cosa muy (...) Uno va en el viaje sufriéndolo. Las camionetas que uso son personales, este tipo de gastos los absorbo porque, lamentablemente, cuando se complica la agenda tengo yo que asumir esa parte logística, no se la podemos cargar al municipio”.

Es decir, que aunque el alcalde viaja con miedo en helicóptero, decide gastar su dinero para viajar cómoda y rápidamente, porque su equipo que se encarga de su agenda puso eventos consecutivos y a alguno iba a llegar tarde.

En plena época de austeridad republicana vale la pena preguntarse cuánto gana el alcalde que hasta se da el lujo de rentar un helicóptero, cosa que la gran mayoría de sus gobernados nunca podrían hacerlo.

De acuerdo a la investigación del joven reportero David A. Jiménez publicada en Tribuna de Querétaro, el alcalde Luis Bernardo Nava gana mensualmente más que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador pues se lleva 126 mil 242 pesos con 10 centavos, esto de acuerdo al presupuesto de Egresos del Municipio de Querétaro publicado en el periódico oficial La Sombra de Arteaga.

¿Y cuánto cuesta rentar un helicóptero para viajar de la Ciudad de México a Querétaro? De acuerdo con estimaciones del propio reportero Jiménez, en promedio un viaje de este tipo saldría en 30 mil 93 pesos, es decir, que el alcalde se habría gastado la mitad de su quincena en dicho viaje, esos lujos no cualquiera se los puede dar, solo un mirrey de la política provincial.

Don Jesús Reyes Heroles en una cita clásica sentenció que en política la forma es fondo. Y, en este caso, en un contexto donde abrumadoramente el electorado mexicano votó en rechazo de esas prácticas tan de la cultura mirreinal política, quiere decir que el alcalde Nava aún no alcanza a comprender el sentido político del voto queretano y porque su triunfo tuvo que esperar hasta el último momento tras estar atorado entre tribunales por meses.

Hace 500 años Nicolás Maquiavelo sentenció en el capítulo XXII de El Príncipe que en política hay tres clases de inteligencia: “una que comprende por sí misma, otra que discierne lo que otros comprenden, y una tercera que no comprende ni por sí misma ni por medio de los demás, siendo la primera eminente, la segunda excelente y la tercera inútil”.

Una variación de este análisis maquiavélico hizo hace un par de años un medio británico que sentenció que el gobierno de Peña Nieto no entendía que no entendía; lo mismo podemos aplicar para el gobierno de Nava: aun no entiende que no entiende ni sus colaboradores le ayudan a entender qué es lo que no está entendiendo.

 

 

 

Periodista y sociólogo. Docente de la UAQ.

Director del semanario universitario Tribuna de Querétaro.

Twitter: @viloja

Comentarios