Un digno regreso

El desdibujamiento de la cultura se debe a que los empresarios nunca se han interesado en ella, no la conocen y tampoco la siente suya
30/12/2018
04:21
-A +A

La Digna Metáfora regresó “más Digna que nunca” ante las industrias culturales que han operado a la sombra del poder político y económico, y que se habían convertido en verdaderas mafias que vendían su influencia al poder, absorbiendo la mayor parte de los presupuestos del ramo. Hoy, con la llegada de la Cuarta Transformación y del nuevo gobierno que en su campaña fue denostado por estos grupos, se abre la posibilidad para que medios culturales alternativos puedan presentar nuevos enfoques de la cultura.

Este mensuario, que fue fundado el 2 de febrero de 2015 por Víctor Roura como catorcenal, con colaboradores como Eusebio Ruvalcaba (qepd), Jorge Ayala Blanco, Fernando de Ita, Ethel Krauze, Humberto Mussachio, entre otros, y que casi dos años después, por ahorcamiento publicitario, estuvo fuera del radar (julio 2017), regresó a los puestos de periódico el 14 de noviembre de 2018 en su nueva época con el no. 1 y 2 correspondiente a diciembre. Un adelanto de contenidos pueden verlo en www.ladignametáfora.com.

¿Es lo mismo hacer periodismo cultural que un suplemento de cultura? De lejos vemos que no, el “Periodismo cultural es una forma de conocer y difundir los productos culturales de una sociedad a través de los medios masivos de comunicación”, definió Ivan Tubau Comamala (Teoría y práctica del periodismo cultural, 1982). Sin embargo, la problemática inicial, ha dicho el periodista español, estaría centrada en cuál es el concepto de cultura detrás de éste, ya que “cultura” como término, es abordado por diversas disciplinas y posturas ideológicas.

Una es la concepción que viene desde la ilustración y aplica al grupo de personas que detentan un “saber” y “buen gusto” que es calificado positiva o negativamente y separa a los “cultos” de los “incultos”, despreciando la capacidad de los sujetos para hacer cultura; pero la más amplia e integradora es la que se sostiene de los aportes de la antropología cultural.

¿Por qué grupos —en México— como Nexos, Letras Libres y periódicos como Reforma y otros han sobrevivido a los últimos recortes presupuestales de cultura? Sencillo, porque negociaron con las instituciones, incluso la misma Secretaría de Cultura, reflejando en sus contenidos la tendencia política contratante. Otros como El Financiero juntaron “Cultura”, “Espectáculos” y “Deportes” en el mismo paquete. En La Digna Metáfora de ayer y ahora no caben esquemas así porque en todo momento se procura un periodismo plural e incluyente, sin acuerdos políticos. ¿Es posible en la Cuarta Transformación lograr esto? Me canso ganso, siempre y cuando se deslinden de los grupos de poder cultural.

El desdibujamiento de la cultura se debe a que los empresarios nunca se han interesado en ella, no la conocen, tampoco la siente suya y, convenientemente prefieren invertir en espectáculos de artistas populares que apostar por un proyecto que rescate las raíces o creatividad de su país. Al empresariado mexicano únicamente le ha interesado lo que sea redituable a su capital. Años hace que, en España, el banquero Emilio Botín, a través de Banca Santander, decidió apoyar con millones de euros sin ninguna condición a El País, simplemente “porque le gustaba la forma en que hacían periodismo” cuando José Luis Cebrián lo dirigía, cita Mauricio Coronel en entrevista con Roura.

La llegada de otras gentes a la administración pública es oportunidad para reivindicar y establecer una política cultural y democrática más plural sin beneficiar a las mismas empresas culturales que la han mantenido al borde de la desaparición. Debemos olvidar la porfiriana frase de que “el pueblo es un menor de edad al que hay que llevar de la mano a su destino”.

Cada vez México tiene lectores más críticos y exigentes y a ellos apuesta La Digna Metáfora en su nueva época. Alejandra Frausto Guerrero ejercerá para 2019 un presupuesto muy discutido al que aumentaron 677.9 millones de pesos más y en total suma 12 mil 894 millones 90 mil 259 pesos. ¿Y para qué?

 

 

 

Comentarios