UAQ, Moodle y Google

Luis Vázquez Villalón

El objetivo de desarrollo sostenible de la ONU número cuatro se trata de dar educación de calidad a todos los miembros de la humanidad, en particular a niñas, niños y jóvenes, quienes somos los principales sujetos de los sistemas de educación formal.

Esto implica un gran reto que, tendrá que ser solucionado a través de internet, donde se vuelve más complejo diferenciar entre aquello que es “formal” y lo que no.

Sin embargo, creo que no he, hasta el momento, dado un claro panorama de lo que se está haciendo en nuestro entorno de crecimiento, la Universidad Autónoma de Querétaro para lograr este objetivo que se compagina con la misión de toda la organización: educar en la verdad y en el honor.

El viernes pasado concluyó el curso “Creación de recursos digitales con aplicaciones de Google y dominio de herramientas de Moodle para hacer un curso en el campus virtual de la UAQ” en donde las maestras Miroslava Silva y Myriam Moreno impartieron conocimientos sobre el manejo de las herramientas de educación de distancia Moodle y Google Classroom a un grupo de destacados docentes de las diversas facultades y a un estudiante de contaduría colado (sí, yo).

Durante el curso aprendí mucho más del cómo hacer plataformas virtuales para mejorar el proceso de aprendizaje y conocí y me involucré fuertemente en los objetivos de desarrollo sostenible de los que tanto he hablado en este espacio.

Durante la mesa de trabajo final tuve la oportunidad de escuchar las opiniones de los expertos en educación que están haciendo el futuro de la universidad al respecto de temas como el conectivismo, cuáles son las mejores herramientas para los nuevos modelos de educación y en general, responder la pregunta: ¿qué sigue para la educación en general y la UAQ en particular?

De esa enriquecedora conversación puedo concluir lo siguiente:

1. La implementación de los nuevos sistemas es responsabilidad de todas las partes involucradas. Como estudiantes es fácil culpar a la administración y/o a los docentes por los errores en la lentitud con la que se aplican las numerosas tecnologías existentes, sin embargo, son varios los casos de estudio donde ambas partes cooperan de la mejor forma para que se alcance un nuevo nivel de educación y la costumbre de los modelos tradicionales que gusta a algunos estudiantes que prefieren ser guiados en cada paso del proceso educativo.

2. En lo personal, tengo la certeza de que la educación virtual es la única forma futura de educación, debido a las condiciones económicas y financieras que se le avecinan al país y a la universidad, ambos con problemas financieros y déficits importante en sus finanzas.

Las tecnologías de la información ofrecen una serie enorme de herramientas de trabajo gratis o muy baratas que serán la solución para dar educación masiva a todos los que la necesitan, sin incurrir en costos extras o incosteables.

3. No es para todos. Existe una enorme estructura educativa del estado que tiene partes que simplemente no caben en el nuevo sistema, y será un pregunta si las condiciones los obligarán a adaptarse o tendremos bonanza suficiente para seguir manteniendo una estructura tan costosa y que puede parecer obsoleta. Esto es la mejor opción para aquellos con mentes demasiado curiosas e inquietas y también para los que por razones diversas no pueden ingresar o acceder, por falta de transporte, por ejemplo, a las instituciones de educación presencial.

La Universidad Autónoma de Querétaro sí está reaccionando a la nueva realidad y haciendo el trabajo necesario para ingresar a la nueva era. Tenemos las mentes y estamos en buenas manos.

Estudiante de la Facultad de Contaduría de la UAQ. @lui_uni

Comentarios