Turismo metaverso | Querétaro

Turismo metaverso

Natividad Sánchez

Hace ya algunos ayeres, cuando de pequeña veía la famosa caricatura de la familia Sónico,  Los Supersónicos que viven en el futuro,  o The Jetsons como es su título original, pensaba que todas esas cosas futuristas que hacían de la serie animada un total  sueño hecho realidad, al ver todo lo que se podría hacer en el año 2062 (época en que vivían sus integrantes), jamás llegaría a las puertas de nuestro hogar, ese idilio, con las casas totalmente digitalizadas, donde las puertas, la televisión, e incluso la iluminación podía encender y apagar con sólo hablar o aplaudir, además de la espléndida Robotina  haciendo los quehaceres,  y el elevador de los alimentos con todo listo justo a la hora de la comida. Pero no me dejarán mentir que aún cuando no vivamos en casas suspendidas en el aire, ni nos transportamos en aeroautos, poco nos falta. Solamente con escuchar que ha llegado el mundo “Metaverso”, y que ya existen dueños de propiedades, terrenos o parcelas meramente “digitales”, es decir, “que no son palpables”,  me es todavía increíble. Sin embargo, para quienes no están familiarizados con el tema, debo decirles que a pesar de saber que los avances son buenos, da un poco de miedo estar consciente que todo comienza a moverse en el ramo virtual  y no personal.

Pero, para qué comprar un terreno que sólo existe en el mundo virtual, ¿no será demasiada la “inversión”?, o ¿de qué se trata todo esto?, confieso que estas dudas comenzaron a invadir mi cabeza, hasta que comprendí que en esta nueva era “virtual” quien tenga un terreno o una parcela podrá rentarla para hacer conciertos o eventos a los que asistirán quienes ya hayan creado su  “avatar”, (cosa que me parece inquietante, pues no me hago a la idea de que me sustituya un “dibujo animado”, un yo en otro mundo disfrutando de lo intangible, inmersa como en un videojuego, para mí, suena perturbador pero inminente). Después  de todo, me surgieron muchas otras dudas, ¿quiere decir que aunque esté en casa, podré asistir a un concierto en el mundo virtual?, ¿podré visitar museos, lugares emblemáticos, o reunirme con amigos o familiares en algún punto de este nuevo mundo, me refiero asistir a una fiesta, una reunión en una casa o en una cafetería? La respuesta es sí, el “metaverso” es un sitio paralelo al que vivimos en la actualidad,  “un planeta tierra virtual”. 

“Earth2”, como se llama el proyecto, cuenta ya con lugares como Times Square, el Gran Cañón, la Alhambra, entre muchos otros que aún están en desarrollo, pues lo que pretende es ser una réplica con exactitud de cada rincón del planeta.  Puede sonar sumamente raro pagar por algo intangible, quizá temprano; sin embargo, para aquellos que lo comprenden bien, invertir en la plataforma significa ganar dinero, pues contar con una de esas propiedades, como lo hacemos en el plano físico, mientras más territorio tengas, más dinero ganarás en impuestos sobre la renta. Ahora, en el ramo turístico, quiere decir que si “Metaverso” es una fiel copia de nuestro mundo tangible, también como “avatar” podremos viajar alrededor del mundo, es decir que sí habrá playas, Pueblos Mágicos, vinícolas, parques de diversiones, también tienen que existir aviones, cruceros, restaurantes y “meta-hoteles”, o “meta-resorts” donde podremos disfrutar de unas buenas vacaciones y experiencias altamente personalizadas desde la comodidad de nuestro hogar a través de dispositivos que conectarán nuestro cerebro con nuestro “yo digital”. ¿No les parece perturbador? 

*Periodista y conductora
Premio Nacional de Locución 
otorgado por la ANLM
Twitter @NatividadSanche

Comentarios