18/04/2020
06:50
-A +A

suspenderá su fondeo a la OMS aparecía en ambas secciones. Ese solo hecho es revelador pues en efecto, esa decisión tiene una dimensión global, y otra dimensión interna.

En cuanto a la dimensión internacional, hay que señalar que el planeta experimenta una crisis sistémica, y que, por tanto, debería ser afrontada de manera multilateral, colaborativa y coordinada entre las distintas partes que componen a ese sistema. Pareciera que estamos actuando a la inversa. Y sí, efectivamente la OMS al principio de esta crisis, decidió no categorizar al coronavirus como “pandemia”, lo que generó cuestionamientos y críticas. Además, aplaudió a Beijing por su transparencia y manejo de la crisis. También es verdad que China ha estado buscando llenar el vacío que EU ha generado en distintos organismos internacionales para aumentar su influencia en ellos.

Sin embargo, lo que no se puede, al menos en teoría, es ir por la vida golpeando al frágil sistema de acuerdos, normas e instituciones internacionales, promover el aislacionismo, sostener que lo primero que cuenta es la agenda propia, actuar exclusivamente conforme a ésta, y luego sorprenderse de que el vacío generado está siendo llenado por rivales o de que la organización intergubernamental en turno carece de liderazgo y eficacia.

Pero acá entra otro factor. Trump está continuamente enviando mensajes a su audiencia, mucho más en vísperas de elecciones. La decisión de suspender el financiamiento a la OMS no es sino una medida adicional que tiene coherencia con otras implementadas desde el inicio de su gestión. En su lógica discursiva, EU gasta demasiado dinero en atender asuntos de “otros”, en defender los intereses de “ajenos”, o en financiar a “burócratas” de organizaciones internacionales, sin obtener “nada” a cambio.

Trump aprovecha a su chivo expiatorio del momento, la OMS, desvía la atención de los torpedos internos que está recibiendo a diario, y nos hace hablar de exactamente lo que quiere que hablemos. Y todo esto lo consigue a la vez conectando de nuevo con un amplio sector que aplaude este tipo de medidas, que concuerda con él en que el dinero de los pagadores de impuestos debe ser empleado únicamente en aquello que rinde frutos claros y tangibles a la ciudadanía, y no en monstruos internacionales que trabajan totalmente “al servicio de rivales” como China.

En efecto, además de la pandemia hay tensiones internacionales e internas, y procesos electorales. Todo cuenta.

Comentarios