Torneo mediocre… Final mediocre.

Ignacio Silis González

América consiguió su doceavo título y se convirtió en el club más ganador en toda la historia del futbol mexicano al derrotar por marcador global de 3 goles por 1 a los Tigres de la UANL. En una final inédita ya que por primera vez se vieron la cara en una final  estos dos equipos de gran tradición y abolengo en el futbol mexicano.

América consigue el título terminando como superlíder en el torneo regular y mostrando superioridad técnica y futbolística en el partido de vuelta después de perder en el partido de ida por la mínima diferencia en un partido dominado a más no poder por el conjunto universitario , el gol fue marcado por Guerron después de un gran desborde de Damián Álvarez que cuantas veces quiso le pinto la cara a Ventura quien ocupo la posición de lateral derecho en sustitución de  Paúl Aguilar quien fuera separado del club  por indisciplina  por ordenes del  “turco” Mohamed días antes.

Un partido de vuelta en donde el técnico felino Ricardo Ferreti quiso guardar la ventaja al inicio del partido de vuelta pero una pérdida de balón en su primer tercio de terreno de juego fue bien aprovechada por el delantero Arroyo y en una gran definición marco el 1 – 0, América fue mejor durante todo el partido y solo fue cuestión de tiempo para que a los pocos minutos del segundo tiempo en una jugada a balón parado Pablo Aguilar marcara el segundo en un gran cabezazo que dejo sin oportunidad al portero Nahuel Guzmán.

Minutos después vino la debacle universitaria al irse expulsado Damián Álvarez correctamente por el arbitro Paúl Delgadillo al intentar dar un golpe al joven Ventura (la regla habla de dar o intentar dar ), situación que el cuadro norteño perdiera el control en todos los sentidos , de por si el América era el amo y señor del partido por lo cual Tigres nunca tuvo una capacidad de reacción si no todo lo contrario porque a los pocos minutos en un contragolpe americanista Darío  Burbano que tenia segundos de haber ingresado al partido se fue expulsado sin tocar el balón … contragolpe americanista , mano a mano de Layún con el colombiano quien se vió superado en velocidad por el americanista situación que lo obligo a tropezarlo por lo que fue acertadamente expulsado al ser claramente una jugada manifiesta de gol.

El portero Nahuel Guzmán se hizo expulsar tontamente al tirar una patada a Michael Arroyo cuando ya se había marcado anteriormente una falta a favor de Tigres, el arquero norteño fue previamente amonestado por lo que su expulsión fue correcta, tal vez en esta jugada Arroyo debió de haber recibido tarjeta amarilla por seguir la jugada cuando el silbante previamente había pitado. America aprovecho su superioridad numérica y futbolística en la cancha y metió el tercero por conducto de Oribe Peralta, todo estaba escrito para ellos, en el festejo el “Quick” Mendoza se fue expulsado por burlarse de los jugadores contrarios, bien la expulsión aunque también debió de haber sido expulsado el jugador felino Dueñas quien agredió en el rostro al jugador capitalino. El trabajo del arbitro no fue del todo impecable a mi parecer le falto manejo de partido en algunos lapsos del mismo. En algunas jugadas aplico el reglamento a rajatabla y en otras permitió más de lo debido.

América es dignamente Campeón , hizo lo que tenia que hacer , remontar y ganar su partido frente a su gente , festejo como lo deseaba , y cabe señalar que el menos culpable es el arbitro Paúl Delgadillo , tal vez no fue justo en algunas decisiones pero en lo que compete a las expulsiones del cuadro felino puedo asegurar que están apegadas al reglamento , si la afición del equipo norteño esta molesta debería encausar su inconformidad con el planteamiento defensivo del técnico Ricardo Ferreti quien nunca hizo nada por ir al frente y cuando lo intentó sus propios jugadores le echaron a perder todo .

El  “Turco” Mohamed sale por la puerta grande y se va poniendo el asta en lo más alto, tal vez no con un buen funcionamiento a lo largo de todo el torneo pero la mediocridad del futbol mexicano dio para que su equipo fuera superlíder durante el torneo y finalmente campeón.

En fin un torneo irregular, muy por debajo de lo esperado, una liguilla muy mezquina y una final donde el América aprovecho los errores del rival en todos los sentidos (mental, sicológico, futbolístico y de personalidad) para adjudicarse el titulo que los convierte en el club mas ganador del futbol mexicano.

Que tengan una semana llena de bendiciones, paz y salud.

Comentarios