“Todo por 349 mil pesos”

Fernando Paniagua

Son el escándalo del pueblo, la comidilla de la política local, el pretexto para la elucubración de unos y la preocupación de otros tantos.
Son siete nombres que desde el pasado fin de semana comenzaron a correr como pólvora entre los mentideros de la política local, entre medios de comunicación.

Hasta ahora, sólo tenemos claro que en total son siete y que, de ellos, cuatro están detenidos, uno de ellos quien fungió  como Director de Desarrollo Urbano.

Nada está confirmado, pero todos lo tienen claro.

La orden es cúmplase la ley. No importa de quién se trate.

Esos siete nombres: Rafael, Enrique, Enrique, Gildardo, Alejandro, Rogelio y José, son acusados por la Fiscalía Anticorrupción por el delito de negociaciones ilícitas que, como hemos sabido todos, les permite enfrentar su proceso en libertad, lo que no les quita que, de ser encontrados culpables, serán sentenciados.

Pero, ¿cómo empezó todo? Sencillo, fue el 6 de febrero de 2018 cuando la firma AR Medios Integrales S de RL firmó un contrato que recibió, por adjudicación directa, de parte del municipio de Querétaro para la renta de espacios publicitarios —el contrato no especifica cuántos—.

El monto del contrato fue; ¡gárrese estimado lector!, por 349 mil 182.34 pesos. Por ese monto se evidenciaron los hoy detenidos.

El contrato con clave de identificación DACBS/018/18 fue firmado por Rafael Fernández de Cevallos y Castañeda, entonces secretario del ayuntamiento del municipio de Querétaro, por María Elena Adame Tovilla, secretaria de administración, Jorge Alberto Hernández Cabeza, director de adquisiciones, por Estela Valenzuela García, coordinadora de comunicación social y por parte del proveedor firmó su representante legal, Rogelio Jaimes Rojas.

En el contrato fue observado por la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE) y se refiere a la contratación de anuncios luminosos; sin embargo, la empresa AR Medios Integrales, propiedad, entonces, de Andrés Castilla y representada legalmente por Rogelio Jaimes, firmó con el municipio de Querétaro que encabezó el hoy diputado federal, Marcos Aguilar Vega, otro contrato para la renta de anuncios espectaculares y de ese aún no se ha dicho nada.

Fuentes que conocen la negociación de aquel entonces, le refieren a este reportero que Andrés Castilla es el socio de Rogelio Jaimes, uno de los firmantes del contrato observado por la ESFE.

Así las cosas, por apenas 349 mil 182.34 pesos hoy están en la mira de la justicia un exsecretario del ayuntamiento capitalino, un exdirector de Desarrollo Urbano, un exregidor, un exsecretario de desarrollo económico, todos del municipio de Querétaro y tres particulares, dos empresarios beneficiados y su abogado. De una vez se lo adelanto, esto va a seguir. Les digo.

El último párrafo. Ya arrancaron las campañas. Aunque legal y eufemísticamente, se le llamen precampañas, los aspirantes están más que listos para la contienda. Esta semana arrancó la magistrada en retiro, Celia Maya, quien dijo que acabará con la corrupción y la impunidad. Veremos. Digo.

 

@Paniagua_Fdo

Comentarios