Termómetro de la voluntad

Luis Vázquez Villalón

Gracias a una conferencia impartida por la Dra. Ana Güezmes, representante de la ONU mujeres en México, aprendí que existe una forma de expresar en términos cuantitativos la voluntad política de cualquier administración… su decreto de egresos. Entre más voluntad política se tenga para el alcance de un objetivo en particular, mayores serán los recursos que se le asignarán, así de simple.

La ocasión se presenta de tal forma que podemos (y debemos) analizar el primer instrumento que nos ofrece la administración estatal de Pancho Domínguez para medir su voluntad con respecto a los variados y amplios temas a los que debe de hacer frente cualquier gobierno, ver de qué forma va a moldear nuestras vidas esta asignación de recursos y hacia dónde van a fluir los temas de este 2016.

Vemos que el decreto entró en vigor el primer día de este año y fue publicado el 17 de diciembre de 2015, antes de la tan esperada publicación de un Plan Estatal de Desarrollo (varios municipios también se le han adelantado), lo que sin duda representó un reto al no contar con un documento que guíe específicamente los esfuerzos del ejecutivo estatal. Para presupuestar es mejor tener un idea de qué se quiere alcanzar, y qué mejor que ponerlo dentro de un plan formal. También en cuanto a la redacción del plan.

A pesar de lo anterior, creo que la administración tiene los recursos en sectores estratégicos importantes y las prioridades bien ordenadas. Entre los aciertos que encuentro dentro de este decreto que normará la vida de las instituciones públicas queretanas durante el 2016 se encuentran los siguientes:

1. Un rubro prioritario en inversión será el educativo: las trasferencias de recursos federales al sector educativo fueron hechas por 7 mil 548 millones 999 mil 929 de pesos y las destinadas de los recursos que emanan directamente de gobierno del estado son 556 millones 120 mil 75 de pesos.

Como estudiante de la UAQ, temeroso como estoy de una posible huelga, fue particularmente interesante observar apartados que pudiera parecer, derivan directamente del mal entendido de hace unas semanas sobre el aumento en el presupuesto prometido en campaña. Estos son:

La Universidad Autónoma de Querétaro ejercerá adicionalmente al monto señalado en el presente artículo, la cantidad de 34 millones 500 mil pesos para proyectos de infraestructura. En este se puede observar claramente el deseo de justificar la forma en la que se entregó el “10% de aumento”.

Y en los artículos transitorios se lee: “El Poder Ejecutivo del Estado de Querétaro, de acuerdo con las posibilidades presupuestarias que se presenten, podrá destinar recursos a la Universidad Autónoma de Querétaro que permitan a ésta atender proyectos de Certificación de Acciones de Convivencia Escolar, así como de Eficiencia Energética”.

2. El gasto social se sobrepone excepcionalmente al gasto administrativo. Definiéndolos ambos son (de acuerdo con el mismo decreto):

Gasto administrativo. Las erogaciones que se realizan para la gestión administrativa y servicios de la deuda pública, así como otros servicios de apoyo relacionados con dicha gestión.

Gasto público. La totalidad de las erogaciones aprobadas en los Presupuestos de Egresos, que permiten dar cumplimiento al Plan Estatal de Desarrollo.

En la clase “Fiscal I” nos enseñan que el objetivo de los impuestos es el gasto social, y nunca dentro de las exposiciones de los profesores figura el gasto administrativo como fin de las onerosas cargas tributarias. Es muy positivo que los recursos estén en donde deben.

¿Por qué un estudiante de contaduría revisa el decreto de egresos para el ejercicio 2015?

La primera respuesta es simple: porque me afecta y me importa lo que suceda en Querétaro, todos deberíamos estar atentos a este tipo de documentos. La segunda, profundizando un poco más en lo que a mi formación académica se refiere, los contadores tenemos la labor de ser meticulosos en los detallas y encontrar formas de corroborar lo reportado, cruzar por ejemplo el plan de desarrollo con el presupuesto, o el presupuesto con la ley de ingresos, y las políticas de austeridad con los hechos palpables.

Pudiera decirse que lo hago en búsqueda de implementar el sistema de pensamiento dado en las aulas a los asuntos que nos importan a todos.

Como conclusión: la voluntad esta con la educación, donde debe.

Estudiante de la Facultad de Contaduría de la UAQ. @lui_uni

Comentarios