Tengo una relación íntima con mi computadora

Rocío Ruiz

Hola, soy Horacio, tengo 21 años y estudio la universidad, le escribo porque no sé si estoy bien o mal...

Como cada semana, te ofrezco mi ayuda como psicoterapeuta y sexóloga para poder atender tus dudas e inquietudes. 

Pregunta: Hola, soy Horacio, tengo 21 años y estudio la universidad, le escribo porque no sé si estoy bien o mal. Cuando estaba en la prepa tenía amigas y llegué a tener algunas novias, con las que mantenía relaciones sexuales. Sin embargo, a partir de que entré en la universidad, no sé qué me pasó porque ya no me llaman tanto la atención las mujeres; me he clavado mucho en el Internet, en el Facebook tengo ligues y entro mucho a Twitter donde veo fotos y películas que me satisfacen sexualmente.

Hay días en que no me levanto de la computadora porque no me interesa más que estar ahí, constantemente veo si alguien ya le dio like a alguna foto que publiqué, busco notificaciones u observo algo nuevo que me pueda excitar. Mis amigos se enojan conmigo porque ya casi no salgo con ellos, mi familia me critica y me dice que estoy mal y a veces me obligan a salir, lo que me enfurece. He leído su columna y creo que usted me puede entender. La verdad es que me siento seguro y cómodo teniendo una relación íntima con mi computadora. Toda la gente que conozco dice que está mal y es entonces cuando me pregunto: ¿estoy enfermo?

Respuesta: Hola Horacio, gracias por tu enorme confianza. Vamos por partes, no creo que estés enfermo como dices, pero considero que hay que tratar tu caso para que no se vuelva un trastorno. Hay diferentes causas por las que alguien se vuelca en las redes sociales. Lo primero es identificar en qué momento dejaste de disfrutar las relaciones con las chicas, tus amigos y familia, ¿qué ocurrió? Tal vez tuviste alguna decepción amorosa muy dolorosa por ejemplo, o un abuso sexual, o tu autoestima bajó por alguna situación traumática; las causas pueden ser muchas, lo importante es darnos cuenta qué sucedió. 

Entiendo que te sientas cómodo y seguro teniendo sexo por medio de la computadora. A cualquiera le puede pasar porque es muy fácil encontrar de manera ilimitada personas para tener cibersexo, ya que hay privacidad, accesibilidad y rapidez, sin riesgo y falta de compromiso. Creo que en tu caso, estás perdiendo momentos hermosos con la gente que amas, y te estás privando de la oportunidad de tener relaciones reales. ¿Recuerdas lo que sentiste la primera vez que besaste a la chica que tanto te gustaba?, ¿lo que sentía tu estomago en la primera cita?, ¿qué se siente abrazar a alguien?, ¿a que olía el cabello de tu novia cuando le hacías el amor?, ¿qué se siente cuando te susurran palabras en el oído?, ¿el roce de un cuerpo desnudo?, ¿ya te olvidaste de jugar videojuegos con tus amigos o de ir al cine? Creo que todo esto vale la pena vivirlo. 

No te voy a engañar, es probable que sufras, que te decepcionen y que te duela, ya que la vida está hecha de estos matices y para todos es igual. No sé qué te haya pasado, pero me encantaría poder ayudarte más, sin embargo, la información que me brindas es limitada. Me gustaría que buscaras a algún buen terapeuta para que fueran más a fondo, que te ayude a disfrutar de nuevo de las relaciones. No voy a satanizar las redes sociales, hay muchas parejas que las utilizan para excitarse y de esta forma refrescan su relación y otras a quienes les ayuda a incrementar su creatividad. Si las tomamos sólo como un recurso son extraordinarias y disfrutables.

 

[email protected]

Comentarios