Tengo 23 años y ya sufro impotencia

Rocío Ruiz

Es común a tu edad que los chicos se apresuren a alcanzar el clímax con el fin de evitar ser descubiertos, sentimientos de culpa o ansiedad

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga.

Pregunta:

Buenos días, Rocío. Me llamo Rodrigo tengo 23 años y tengo novia. Tenemos una buena relación emocional y sexual. El problema que yo tengo es que me excito muy rápido, nada más la tomo de la cintura, la beso y tengo una erección, todo el día estoy muy excitado y luego cuando por fin tenemos sexo, tengo un orgasmo en menos de cinco minutos. Ella me dice que todo está bien, yo creo que ella lo dice porque me quiere y no quiere que me sienta mal. Pero ya llevamos nueve meses así y yo cada día me siento más mal, a veces sólo la penetro y me estoy viniendo, yo creo que ella no disfruta nada, pero le pregunto y le pregunto y me lo niega todo. No puedo creer que tenga 23 años y tenga impotencia, no sé qué hacer, quisiera que me diera tips para durar mucho mucho más. Me siento frustrado y a veces evito tener relaciones aunque me esté muriendo de ganas de estar con ella, por miedo a volver a quedarle mal.
 
Respuesta:

Hola Rodrigo, muchas gracias por la confianza, espero poder ayudarte. Lo que tú tienes no se llama impotencia, la impotencia  es cuando los hombres no pueden tener erecciones, en tu caso se llama eyaculación precoz. Te felicito por tomar al toro por los cuernos, porque la eyaculación precoz puede derivar a impotencia. Hay muchos factores que te pueden llevar a estos padecimientos tanto físicos como psicológicos.

Es común a tu edad que los chicos se apresuren a alcanzar el clímax con el fin de evitar ser descubiertos, sentimientos de culpa, ansiedad, o algunos hombres generan muchas ansiedad por obtener o mantener una erección y, desafortunadamente, ese es el origen de su problema.

Biológicos:

Niveles hormonales anormales, actividad refleja anormal del sistema eyaculatorio, ciertos problemas de tiroides, la inflamación o infección de la próstata y la uretra. En estos casos hay que recurrir a un médico calificado para su oportuna intervención.

Como ves, Rodrigo, son muchos factores los que pueden estar afectando tu erección, te recomiendo algunos tips para poder solucionarlos sólo en caso de que sean psicológicos. Y, por supuesto, en caso de no obtener resultados favorables, busca un buen sexólogo.

Técnica de apretar:

Paso 1. Comienza la actividad sexual, como de costumbre, incluyendo la estimulación del pene, hasta que se sienta a punto de eyacular.

Paso 2. Pide a tu pareja que exprima el extremo de tu pene, en el punto donde la cabeza (glande) se une al eje, y mantengan la presión durante unos segundos, hasta que la urgencia de eyacular pase.

Paso 3.Despues de soltar el apretón, esperen unos 30 segundos y luego vuelve a los juegos preliminares, puedes notar que al apretar el pene hace que se vea menos erecto, pero cuando se reanuda la estimulación sexual, se recupera la erección completa.

Paso 4.Si vuelves a sentir que estás a punto de eyacular, has que tu pareja repita el proceso.

Al repetir esta operación tantas veces como sea necesario, se puede llegar al punto de entrar en tu pareja sin eyacular. Después, con la práctica, la sensación de retrasar la eyaculación puede convertirse en un hábito.

Otro tip, Rodrigo, es que comiencen a tener relaciones sexuales sin penetración, este es un buen ejercicio no sólo para conocer las zonas erógenas propias sino de la pareja. Además, ayuda a que se te baje la ansiedad para poder durar más cuando tengas una penetración. Quítale la atención a los genitales y experimenta otras muchas cosas para gemir y, por supuesto, hacer gemir a tu pareja.

Comentarios