05 / agosto / 2021 | 07:17 hrs.

Tecnologías de Información y Comunicación en los Negocios

Oscar Peralta Casares

Las tecnologías de información agregan cerca del 30% del valor a la innovación tecnológica de las manufacturas; esto, por sí solo, nos habla de la importancia que esta materia ha adquirido en el desarrollo de los negocios en la actualidad.

Esta reflexión, estimados amigos, la hizo el secretario de Economía, Idelfonso Guajardo, durante su ponencia magistral el sábado pasado, a la cual tuve el honor de ser invitado y asistir bajo el título de Política Industrial, Productividad y Competitividad.

Las tecnologías de información y comunicación (TICS) constituyen una poderosa herramienta para acelerar el crecimiento económico de los países en desarrollo; en las primeras etapas del desarrollo económico, la posibilidad de que un país alcance tasas de crecimiento elevadas depende principalmente de la transferencia de tecnología desde el extranjero. Los países que han experimentado un rápido crecimiento económico son aquellos que típicamente han sido exitosos adoptando y adaptando tecnología foránea.

La razón por la cual contribuyen al crecimiento es precisamente porque las empresas tienen como objetivo principal colocar sus productos en el mercado. Y para conseguirlo necesitan primero presentar el producto a sus clientes para que lo conozcan. Esa es una función del marketing. Las TIC facilitan el trabajo de presentar el producto a los clientes y conseguir ventas de muchas maneras distintas.

Por ejemplo, el correo electrónico nos permite enviar todo tipo de información y comunicados a nuestros clientes. Podemos enviarles un catálogo de productos o un boletín de noticias, sin prácticamente ningún costo; Una página web donde exponer nuestros productos permite que los clientes interesados encuentren nuestros productos fácilmente en Internet y contacten con nosotros. También permite transmitir al mundo nuestra filosofía de empresa; un sistema de gestión de clientes (CRM por sus siglas en inglés) nos permite conocer mejor a nuestros clientes, analizando sus hábitos y su historial de compras.

Por otro lado, los sistemas de información también permiten mejorar la gestión financiera a través de la contabilidad, la banca electrónica o la facturación electrónica; la logística y la distribución, en el seguimiento de flotas, la gestión de almacén, el comercio electrónico; los recursos humanos en la formación a distancia e-learning, la gestión del conocimiento, el seguimiento personalizado, la producción y los procesos a través de la gestión de compras, órdenes de producción, gestión de recursos ERP, entre otros.

En la actualidad, las TIC son un factor determinante en la productividad de las empresas, sea la empresa que sea y tenga el tamaño que tenga.

¡UBÍCATE! Las tecnologías de información y comunicación son a todas luces una inversión altamente redituable en la empresa, además debemos de tomar en cuenta la capacitación para asegurarnos de que nuestros colaboradores están explotando las capacidades de los sistemas que les estamos dando como herramientas de trabajo.

*Vicepresidente de GMI.

Comentarios