Soñando despiertos

Ana Patricia Fernández

En Querétaro se vive prácticamente una fiesta. Hace dos días que me tocó cubrir la conferencia de cada miércoles de Víctor Manuel Vucetich me topé con algo sorprendente al arribar al estadio. Puedo confesarles que era la primera vez en vida que me tocaba ver algo así. (En la semifinal del 2011 era todavía muy pequeña; como aclaración)

Alrededor de 500 personas se encontraban rodeando el estadio Corregidora en la tremenda lucha por un boleto. Era algo monumental. La fila, no les miento, le daba casi por completo la vuelta al inmueble. Gente formada desde las 3:00 de la mañana, acampando, para poder llegar a la taquilla y conseguir los dos boletos que se podían adquirir por persona.

¡Casi ocho horas formadas para comprar una entrada! Por supuesto había de todo. Gente que vendía su lugar en $100 pesos (o si ya estaba muy cerca de la taquilla en $250) para dejar meter gente a la fila. Una cosa de locos.

Lo peor no fue eso, sino que nada te garantizaba conseguir el ‘ticket’. Hubo gente que se quedó tan, pero tan cerca de poder presenciar el partido de vuelta e domingo, pero casi al llegar hicieron el temido anuncio ¡Se agotaron las entradas!

La realidad es que este partido está causando tanta expectación que asusta. A veces tenemos muy frecuentemente el defecto de la falta de memoria. Si bien Gallos Blancos con Vucetich es otro, no debemos dejar de lado a Pachuca, que muy con técnico recién debutado en el balompié mexicano, le ‘clavó’ siete goles al actual campeón y que está dotado de un futbol completamente desequilibrante, producto de su rapidez y verticalidad.

En cuanto a mi persona, podría asegurar que el Gallos vs Pachuca está mucho más parejo que el Chivas vs Santos, pues, aunque muchos no lo creamos, los rojiblancos son amplios candidatos al título.

¿Será esta la gran oportunidad para conseguir la primera final de primera división para los Gallos Blancos? Muy probablemente sí. Y es que todo les salió bien; haber convencido a Vucetich de venir a Querétaro fue, probablemente, uno de sus mejores aciertos.

Tener de tu parte a un técnico como él representará en todo momento una gran ventaja, además de contar con gente muy experimentada y, sobre todo, el toque exacto de humildad y respeto al rival. Esa, quisiera pensar, es una prometedora fórmula ganadora.

Si nos meteos un poquito en las estadísticas, Querétaro suma ocho victorias en los últimos 12 partidos que han estado bajo el mando de Víctor; apenas un empate y dos derrotas. Un porcentaje de efectividad sumamente alto.

Experiencia contra suerte de principiante, Vucetich contra Diego Alonso ¿Quién logrará llevar a su equipo a la final?  

Comentarios