Sociedad Mexicana de Ciencias Fisiológicas

Dr. Raúl G. Paredes Guerrero

Estimados lectores, en esta ocasión les escribo desde la bella ciudad de Oaxaca donde se está realizando el congreso 57 de la Sociedad Mexicana de Ciencias Fisiológicas (SMCF). Esta Sociedad se fundó en el año de 1957 para dar a conocer los trabajos de los fisiólogos de entonces y de sus alumnos a la comunidad científica y a la sociedad mexicana. El número de trabajos que se presentaron en el primer congreso fue de 16, esta semana en Oaxaca se presentarán más de 400 trabajos por aproximadamente 800 congresistas.

Nos da gusto constatar que la SMCF sigue activa, creciendo y pujante difundiendo el conocimiento y formando nuevas generaciones de investigadores. Uno de los aspectos más positivos de estos congresos es que son muchos los estudiantes que vienen a presentar sus trabajos de investigación que son parte de sus tesis de licenciatura, maestría y doctorado. Esto les permite tener una retroalimentación importante de otros estudiantes o de investigadores que, sin duda, enriquecen sus proyectos de investigación al ser evaluados desde diferentes perspectivas.

Los congresos son también ideales para poder establecer colaboraciones al incorporar técnicas o métodos que tienen otros investigadores. El conocimiento y los métodos para abordarlo se han expandido tanto que los investigadores continuamente tenemos que establecer colaboraciones para poder contestar nuestras preguntas de investigación con perspectivas más amplias. Dentro del congreso se presentan trabajos en sesiones orales, simposios y sesiones de carteles además de conferencias magistrales impartidas por destacados científicos nacionales y extranjeros. Son muchos y muy variados los temas que abarca el congreso. El lector interesado podrá revisarlos con detalle en la página web de la sociedad (http://www.smcf.org.mx/index.html).

Es muy importante continuar realizando y apoyando estas actividades académicas en todos los ámbitos de la ciencia en el país. Esto sin duda ayudará a fortalecer la investigación en México y, sobre todo, a desarrollar investigadores jóvenes que tanto requiere nuestro país. Otro aspecto importante es que estas actividades deben contribuir también a la descentralización de la ciencia en México.

De acuerdo con los datos presentados en el foro consultivo científico y tecnológico del 2013, aunque el número de investigadores pertenecientes al sistema nacional de investigadores (SNI) en el país ha crecido en los últimos años, 36% de ellos está concentrado en el D.F. Los estados que más cerca le siguen son el Estado de México y Jalisco con alrededor de 5% de los investigadores pertenecientes al SNI. Hay 11 estados en el país (Zacatecas, Guerrero, Nayarit, Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Aguascalientes, Tlaxcala, Durango, Colima, Tamaulipas) que no llegan ni a 1% de investigadores pertenecientes al SNI. Para que la ciencia y los científicos puedan ayudar a un desarrollo más equitativo en el país es necesario aumentar el número de investigadores en los estados que ayuden al desarrollo de recursos humanos de alto nivel que, a su vez, puedan fortalecer a las universidades estatales creando así los círculos virtuosos que permitan a las universidades elevar sus niveles académicos y de investigación.

Nuestro reconocimiento a los 19 investigadores que en el año de 1957 se reunieron para formar la SMCF: Arturo Rosenblueth, Efrén C. del Pozo, José J. Izquierdo, Rafael Méndez, Guillermo Soberón, Juan García Ramos, Jesús Alanís, Carlos Méndez, Ramón Alvarez-Buylla, Guillermo Anguiano Laudín, Carlos Guzmán Flores, Edmundo Calva, Jaime Fuentes Santoyo, José Laguna García, José Negrete Martínez, Fernando Ocaranza, José Pisanty, Joaquín Remolina y Ramón Villarreal. Su visión dejo un legado en la creación de una de las sociedades de investigación más productiva en el país con un reconocido impacto en diferentes áreas del quehacer científico mundial. A la SMCF nuestros mejores deseos para que siga impulsando a la fisiología mexicana y formando a nuevos científicos que tanto necesita nuestro país.

Comentarios