Sistema insostenible: Papa

Jerónimo Gurrola Grave

En estos días en que los pueblos de México y del mundo somos víctimas del implacable bombardeo mediático del jugoso negocio del fútbol, llamaron poderosamente mi atención las declaraciones que Jorge Mario Bergoglio, el Papa Francisco, hizo en torno al ineficaz sistema económico en que nos tocó vivir a todos quienes habitamos este mundo, declaraciones que, de haberlas hecho cualquier otra persona inmediatamente hubiesen sido calificadas por quienes gobiernan, cuando menos, de desfasadas, o salidas de la mente de un desequilibrado mental.

En una entrevista concedida a un importante diario español, el Sumo Pontífice elegido por el cónclave celebrado el 13 de marzo de 2013 tras la renuncia de Benedicto XVI, afirmó que, “por mantener un sistema económico que ya no se aguanta —refiriéndose obviamente al sistema capitalista de producción—, descartamos a toda una generación”, y que “las grandes economías mundiales sacrifican al hombre a los pies del ídolo dinero”.

Insistió que en el centro de todo sistema económico debe estar el ser humano, el hombre y la mujer y, en cambio, “nosotros hemos puesto al dios dinero en el centro”, “hemos caído en un pecado de idolatría, la idolatría del dinero”, por el que se llega a descartar a los jóvenes, con una desocupación creciente, y a los ancianos porque “ya no producen”.

En estas declaraciones críticas, el Papa, entre otras cosas, alertó al mundo de los peligros de “una globalización mal entendida que anula las diferencias”, frente a una globalización bien entendida que genere riqueza: “todos unidos pero cada cual conservando su particularidad, su riqueza, su identidad, y esto generalmente no se da”, afirmando finalmente en este tema que “la pobreza y la humildad están en el centro del Evangelio, en un sentido teológico, no sociológico” porque hay que “distinguir la pobreza del pauperismo”.

La declaración del Pontífice llamó particularmente mi atención porque existe mucha coincidencia con los planteamientos del Movimiento Antorchista Nacional y de manera particular por nuestro gran maestro, el Ing. Aquiles Córdova Morán, quien ha señalado una y otra vez que en una sociedad como la nuestra, dividida en clases, tanto al país como al mundo entero le urge un cambio de modelo económico, ya que el actual está trayendo catastróficos problemas, afectando principalmente a la clase más humilde, que el mundo entero está convulsionando, viviendo días de crisis, incertidumbre, temor y amenaza de una catástrofe económica.

Ha dicho que esta situación está trayendo decadencia en países que en su momento fueron símbolo de prosperidad, riqueza y estabilidad social, donde varios de sus miembros padecen graves crisis económicas y como consecuencia, severas convulsiones sociales, como sucede en España, que “no tiene ni tres años que este país se ostentaba por el mundo como un país plenamente desarrollado y rico, y de la noche a la mañana está sufriendo la peor crisis que jamás se hubiera imaginado”.

“España se suma a los países del mundo que están decayendo a través de su economía, como Grecia, Italia, Francia y hasta la misma Alemania, cabeza económica de la Unión Europea”.

El dirigente ha manifestado que esta situación se deriva del mal modelo económico mundial, que trae consigo severos problemas económicos, que la sociedad no tenga trabajo, buenos salarios, educación, salud y lo más drástico, hasta ni para comer.

Asimismo, que el modelo económico ha hecho que Estados Unidos de América, el país modelo, que llevaba la bandera de la economía de mercado y ejemplo clásico para el mundo, en la actualidad también está sufriendo serios problemas de desempleo, de desarrollo económico y de endeudamiento.

 

Dirigente en Querétaro Movimiento Antorcha Campesina

Comentarios