Sincronía gobierno-ciudadanía

La principal señal de que existe coordinación y entendimiento entre un gobierno municipal y su ciudadanía es, sin duda alguna, el impuesto predial.
12/02/2018
07:54
-A +A

La principal señal de que existe coordinación y entendimiento entre un gobierno municipal y su ciudadanía es, sin duda alguna, el impuesto predial. 

Primero, porque cualquier persona siempre considera complicado cubrir costos por los impuestos que requieren los gobiernos; piensan que es mal utilizado y, por ende, pocas veces se cubre con gusto y puntualmente.

Segundo, porque cualquier gobierno municipal requiere de la contribución de los ciudadanos para ejecutar obras en beneficio de éstos; si no hay recaudación entonces no hay obras y sin éstas, es lógica la molestia de los contribuyentes, conformándose un círculo vicioso.

Sin embargo, cuando el gobierno municipal responde con obras a los ciudadanos, los ciudadanos responden al gobierno con el cumplimiento de su deber de pagar el impuesto predial y las contribuciones que le son obligatorias.

Con sustento en la confianza y en el cumplimiento de compromisos, se genera un circulo virtuoso: pago mis impuestos porque sé que habrá acciones gubernamentales en mi beneficio. El gobierno hace obra porque sabe que cuenta con recursos públicos, actúa sin desvíos y sin corrupción y canaliza el dinero a la realización de lo que requieren los ciudadanos.

El importante impuesto predial.  Esto es lo que está sucediendo en el municipio de Querétaro. Hay confianza y cumplimiento de compromisos a tal grado que, este 2018 recaudaremos una cifra histórica por concepto del pago del impuesto predial. Permítanme recordar que en la Ley de Ingresos 2018 establecimos ingresos propios por dos mil 328 millones de pesos. Bueno, pues tan sólo en el primer mes ya recaudamos mil millones de pesos, lo que representa 45%  del presupuesto proyectado.

De esta recaudación que logramos en enero, el impuesto que más recursos ha generado es el predial que sumó 622 millones de pesos, seguido del traslado de dominio y demás impuestos menores en monto. Acuérdense que en 2015 recibimos la administración con un déficit de 407 millones de pesos, por lo que fue necesario realizar un inmediato trabajo de reingeniería financiera, mediante el cual establecimos un nuevo modelo de recaudación para incrementar los ingresos propios.

Saldos a la vista. Los resultados a 26 meses son muy positivos: cuando inició esta administración, 55 de cada 100 queretanos pagaban su impuesto predial; en diciembre de 2017 cerramos con 77 de cada 100 propietarios, lo que representa un incremento de 22% en el número de contribuyentes.
Estos números, reitero, reflejan la confianza que los ciudadanos tienen en el gobierno, confianza que ahora será devuelta con obras y acciones de manera permanente, como siempre lo hemos hecho. Independientemente de cuánto reste de tiempo a la administración o cuál sea la coyuntura, nosotros seguiremos trabajando con el mismo esfuerzo y ahínco con que lo hemos hecho desde el primer día de gobierno. De eso no deben tener la menor duda.

Finanzas sanas. Esta dinámica es reflejo del trabajo que se ha hecho desde que se inició la administración municipal: en un lapso de 24 meses, el municipio de Querétaro logró sanear sus finanzas. 

Esta condición que hoy tenemos se alcanzó gracias a un profundo plan de reingeniería, implementándose dos medidas clave: incremento de ingresos propios y la contención y reducción del gasto de operación.

Así, en comparación con el periodo octubre 2012–octubre 2014, el gobierno municipal incrementó 82% sus ingresos propios en el lapso de octubre de 2015–octubre 2017, al pasar de 3 mil 413 a 6 mil 228 millones de pesos. 

También logramos revertir la tendencia creciente en el gasto total y en el gasto en servicios personales, al reducirlo en 8.6%. Pasó de 3 mil 944 millones de pesos en gasto total en el año 2015, a 3 mil 606 millones en 2016.

Gracias a este saneamiento financiero, el municipio de Querétaro se colocó en el primer lugar nacional en cuanto a recaudación de impuestos y realiza la mayor cantidad de obra pública que se haya registrado en su historia. 

Comentarios