Sin piedad

Sin piedad los alemanes

a Brasil hicieron cachos.

Cual furtivos alacranes

los teutones retemachos.

 

Despiadada la goliza

reventó al país en llanto.

No esperaban la madri... na

fue un día de puro espanto.

 

Un partido que en la historia

quedará por varias cosas.

Fue goleada con euforia

fueron horas dolorosas.

 

En Brasil no se creía

tan dantesco el escenario.

Mientras gente se reía

fue de gol un poemario.

 

Hoy Brasil aun llorando

vuelve a ver su realidad.

Dilma debe estar pensando

aplicar celeridad.

 

Periodista

Comentarios