Siempre buenos días...

VUHL Automotive es un ejemplo de capacidades de alto valor agregado que no tienen fronteras, prueba de ello se evidenció el pasado 19 y 20 de enero en la competición internacional Race Of Champions (ROC) México 2019
22/01/2019
07:18
-A +A

La simple expresión que utilizamos comúnmente al inicio del día con la familia, con los colaboradores, con la gente con quien normalmente convivimos representa de manera sencilla un anuncio tanto de un buen deseo como de una cercanía con la que normalmente coexistimos. Tal cercanía puede representar mucho o poco, según podamos o queramos interpretar, sin embargo también los buenos días, son el mensaje de que cada amanecer puede representar un nuevo comienzo, una oportunidad renovada de los esfuerzos que cualquiera puede vivir; siempre sale el sol por más duro él día y por más complicada que haya estado la noche —igualmente decía mi abuela—. 

Esta esperanza, a la que saludamos con un buenos días, se encuentra en todos nosotros, la podemos vivir con los niños, con discapacitados, con un nuevo gobierno y con las cosas que también se han hecho bien por un bastante tiempo en nuestro país, no todo ha sido malo en México. Hoy #DesdeCabina comparto este comentario porque el pasado domingo tuve la fortuna de convivir con mexicanos que representan también ese buenos días para nuestro país, estoy hablando de los hermanos Íker y Guillermo Echeverría de la compañía Adman Leku, aunque quizá más conocidos por su segmento automotriz VUHL Automotive. Instalados en Querétaro desde hace algunos años, han sabido llevar su pasión, la ingeniería mexicana, al mercado internacional. Esta pasión, que los ha acompañado desde niños, ha trastocado a muchos, incluyendo a la UNAQ, con quien se desarrolla diseño y pruebas de prototipos en materiales compuestos para el sector automotriz y aeroespacial, principal actividad de su compañía.

VUHL Automotive es un ejemplo de capacidades de alto valor agregado que no tienen fronteras, prueba de ello se evidenció el pasado 19 y 20 de enero en la competición internacional Race Of Champions (ROC) México 2019 —evento que prueba tanto a pilotos como a vehículos y su tecnología—. El resultado fue abrumador y emocionante, cuando el piloto mexicano Benito Guerra alzó la copa de dicho campeonato internacional a bordo del auto de diseño y manufactura nacional VUHL 05. Un excelente ¡buenos días! para todo nuestro país.

Y es que no hay que perder de vista que en México existen grandes capacidades y ejemplos de lo bien hecho, que, sin perder la sensibilidad de aquello negativo que también es una realidad en nuestro querido país, debe desdeñarse o incluso hacerse a un lado. No todo en México ha sido delito, impunidad y corrupción, y la experiencia de VUHL y muchas otras tantas que abundan en diversas latitudes y sectores de nuestro territorio nacional no corresponden a algo circunstancial de este momento, sino a mucho esfuerzo de varias administraciones federales y estatales. Lo que pretendo señalar es la relevancia de alzar una diminuta bandera blanca para recordar que existen muchas cosas en nuestro país que son sumamente rescatables y más aún, que representan a ese México ganador, ese país de millones que hacen las cosas bien y que “se la rifan”—dirían mis alumnos— todos los días haciendo lo que corresponde por sus ideales y sobre todo por hacer realidad su pasión dentro y fuera del territorio nacional. Buenos días México, buenos días siempre...

Rector de la UNAQ
@Jorge_GVR

Comentarios