Si Meade fuera candidato del PAN, ¿Cómo irían las encuestas?

Jaime Robledo

El PRI está en una situación tan crítica que lo puede conducir a volverse la tercera fuerza del estado, la división a que se enfrenta esta fracturando su valor más sólido, que fue la institucionalidad...

Hace algunos días círculo un video en redes sociales donde Ricardo Anaya se expresaba muy bien de José Antonio Meade, reconocía su gran capacidad y experiencia, lo que es indudable, pero surgió una pregunta interesante, ¿Cómo estarían las encuestas si José Antonio Meade fuera el candidato del PAN? Seguramente los números serían muy diferentes, por dos motivos principalmente: para el abanderado tricolor su punto más débil es tener que respaldarse en el PRI y defenderlo, mientras los demás atacan toda la corrupción que se ha visto en el actual régimen. Por otro lado, si no hubiera sido él, quien fuera elegido, el tricolor no hubiera tenido buenas opciones y eso implicaría que seguramente estuviera muy abajo en las encuestas. Entonces como conclusión, si ese supuesto se diera, entonces la competencia sería de dos, José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador en competencia cerrada. 

Con base en el razonamiento anterior, surge la pregunta de entonces ¿Por qué José Antonio Meade defiende tanto al PRI? La respuesta la encuentro en que requiere primero ser candidato del partido y luego necesita la estructura para el día de las elecciones, la cobertura y la movilización serán vitales, seguramente cuando quede oficialmente como candidato, podrá desligarse de algunos priístas que están envueltos en actos de corrupción, más allá de los que ya se han señalado institucionalmente.

El PRI está en una situación tan crítica que lo puede conducir a volverse la tercera fuerza del estado, la división a que se enfrenta esta fracturando su valor más sólido, que fue la institucionalidad, que fue lo que le ha permitido ser protagonista desde 1929 del acontecer político del país, si lo pierden, no quedará nada que lo fortalezca y presentará una gran fuga de militantes, teniendo muy posiblemente como destino a Morena, lo que podría ocasionarle irse al tercer lugar, si ya de por sí, con el efecto Peje, se espera un repunte de ese partido, con lo que le sucede lo llevaría a una caída libre sin duda.

El pasado domingo, se registraron Mauricio Kuri y Guadalupe Murguía a la candidatura al Senado por el PAN, lo cual no sorprende a nadie, ya que era lo que se esperaba, ellos como fórmula salen como favoritos de la contienda electoral del próximo mes de julio. Todo un evento político con porras, matracas y mucha gente, además de que estuvieron presentes la crema y nata del panismo queretano, esto ya se ve como oficial, la cargada mostró con quien va.

Lo que sigue atorado es la designación de quién se va a registrar a la candidatura de la presidencia  municipal de la capital, por el Partido Acción Nacional, ya que hay dos registrados, Gerardo Cuanalo y Francisco de Silva, se espera el registro de Marcos Aguilar para su reelección o de Luis Bernardo Nava, si lo hace el primero el segundo ya no lo hará y el candidato para Corregidora sería Rogelio Vega. Si por el contrario, se inscribe el Jefe de Gabinete de Francisco Domínguez, el actual edil de Querétaro no lo haría y el candidato del Pueblito sería Roberto Sosa, así que en estos días se definirá quien es quien.

De no buscar la reelección, Marcos Aguilar Vega se ve que su opción sería una diputación federal plurinominal o que se vaya a colaborar con Ricardo Anaya en su campaña a la Presidencia de la República, ninguna de las dos es algo atractivo para el actual jefe del Centro Cívico, aunque en política no hay reglas y hay muchos caminos para llegar a Roma.

Comentarios