Sexta derrota de Gallos Blancos

Juan Carlos Aranáz Perezgil

En verdad es complicado describir lo que vimos el viernes por la noche en la tercera derrota al hilo de Gallos Blancos, ahora a manos de Xolos en la fronteriza ciudad de Tijuana. Un equipo queretano que si bien no fue inferior a los dirigidos por Daniel Guzmán, volvió a adolecer una vez más de concentración y puntería a la hora de definir ante el arco rival.

Increíble la manera de como se pierde en el minuto final en una jugada a balón parado.

Jornada tras jornada, la afición queretana ve como su equipo se aleja cada vez mas de la zona de calificación, ve como un plantel competitivo como hace mucho tiempo no se tenía en lo individual y lo colectivo simplemente no suma puntos, como consecuencia inequívoca de no contar con el liderazgo táctico y mental que todo equipo requiere desde el banquillo. Hoy la directiva debe de estar pensando y replanteando muy seriamente en cambiar el rumbo, de realizar un relevo que debió darse hace muchas semanas. Aun y cuando algunos medios tratan de defender lo indefendible, los resultados y la voz de la afición deben de cargar la balanza hacia este cambio, que creemos muchos, no debe de esperar más.

En manos de quien quedaron los boletos.

Mas allá del complicado partido que sostendrá Gallos Blancos el próximo viernes ante América y de la predecible demanda en el boletaje para este encuentro, desafortunadamente no se dio el respeto que se merece la afición queretana, que en miles de casos se quedara con las ganas de asistir a apoyar a su equipo de siempre. En diversos puntos de venta, se vendieron cantidades enormes de boletos a una sola persona, evidenciando una falta de control en la venta y provocando que seamos mal pensados. No se necesita tener una bola de cristal para predecir que los alrededores del estadio estarán repletos de revendedores, difícil si, pedir al aficionado que no entre en el juego de comprar boletos a estas personas, lo que no debe de ser complicado, es pedir y exigir a las autoridades responsables que se realice un operativo para evitar la reventa y que se detengan a las personas que realicen este delito.

Y si, Carlos Vela da otra vez la nota.

De sobra sabido por todos, que Carlos Vela ha dado la nota por su rechazo a vestir la camiseta nacional, la inexplicable razón de esto parece ser que solo la sabe él. Es innegable que hoy por hoy es el mejor jugador mexicano dentro y fuera de nuestras fronteras. Si bien sus más implacables críticos cuestionaran y demeritaran la nominación que comparte con Cristiano Ronaldo y Diego Costa por ser nombrado el mejor delantero de la Liga de las estrellas, es claro que esto es un triunfo para el futbol mexicano. En hora buena al goleador mexicano.

Comentarios