¿Será el final?

Ana Patricia Fernández

Durante la semana, un diario de Brasil aseguró que el retiro del brasileño Ronaldinho se encontraba muy cerca, decía que fuentes cercanas al jugador habían comentado que la decisión estaba tomada, la magia de quien fuera el mejor futbolista del mundo había terminado.

En realidad, no me tomó muy por sorpresa que digamos, nosotros, quienes seguimos muy de cerca al jugador en los Gallos Blancos, sabemos que de aquél Ronaldinho del Barcelona, quien podía echarse al hombro al equipo y ser amo y señor del terreno de juego, haciendo lo que quería con el balón; ya no queda nada

Los tiempos pasan y la magia no dura por siempre. La edad, la fama y el dinero han convertido al jugador de la eterna sonrisa en alguien sin metas y sin objetivos claros; y es que es lógico, ya lo ha ganado todo, ha vivido cuanto ha querido y, a su vez, ha conocido el mundo entero. A donde quiera que vaya la gente aficionada al balompié lo va a reconocer.

Su vida de muchos años para acá se ha convertido en un estar rodeado de gente, o en un constante tratar de escapar de las multitudes que lo persiguen hasta lo más recóndito del mundo.

En estos días, saliendo de trabajar del Centro Gallo, me encontré con un periodista español; había viajado desde Barcelona con el único objetivo de entrevistar a Ronaldinho. Su medio de comunicación loe había pagado su estancia en esta ciudad con la consigna de conseguir, al menos, un par de palabras del jugador brasileño.

Al cuestionarnos este periodista español sobre las formas de abordar a Ronaldinho nos provocó pequeñas risas entre los reporteros que frecuentamos la fuente. Y no en forma burlona, al contrario, fueron en forma de tristeza y resignación, pues desde que llegó ha sido el propósito de todos nuestros días: conseguir la entrevista con ‘Dinho’.

La realidad es que lograrlo no es imposible, sino lo que le sigue. Encerrado en una burbuja entra y sale del lugar en el que entrene ese día el equipo de Víctor Manuel Vucetich. En sus mejores días de humor y carisma, si acaso se tomará una foto con algún afortunado que, tras muchas palancas y contactos o tras ganar alguna dinámica organizada por el equipo de mercadotecnia del club, pudo acceder a la práctica y logró estar en el momento y lugar adecuado para lograr su cometido: fotografiarse con él.

No dudaría que al finalizar el torneo Ronaldinho decidiera colgar los botines y jugar su último partido rodeado de las figuras del futbol mundial que más lo marcaron en su carrera, tal como lo afirmaba el diario Extra de Brasil. Dejando así botado su contrato, al cual aún le queda un año para expirar.

BUEN DEBUT

Ya para terminar, quisiera mencionar la labor de Mario Osuna y George Corral en selección mayor el pasado miércoles. A pesar de que el combinado de Miguel Herrera no cumplió con el objetivo de ganar el clásico, a los jugadores de Gallos se les considero para jugar todo el partido, en el caso particular de Osuna, y los últimos minutos del segundo tiempo en el caso de George Corral.

Ojalá su participación no sea debut y despedida y veamos a más jugadores de Querétaro vestidos con la playera nacional.

Comentarios