¿Se va o se queda?

Ana Patricia Fernández

La recta final del torneo mexicano ha llegado, para tristeza de muchos a quienes verán a sus equipos nuevamente quedarse sin liguilla. La efímera competencia azteca empezará su fiesta y después volvemos a las transferencias, ventas, compras y demás de jugadores nacionales e internacionales.

Hace casi un año Querétaro atrajo las miradas del mundo por el simple hecho de haber realizado la contratación bomba a nivel internacional. No solo el equipo –Gallos Blancos de México- fue tema de conversación para muchos aficionados del futbol, sino la propia liga mexicana era investigada y difundida en los periódicos y programas en muchos países.

Lo que muchos consideraban como una liga humilde, sencilla y sin mucho renombre, tuvo el secreto de convencer al astro brasileño Ronaldinho de jugar entre sus filas.

Lo que en un primer momento llenó de algarabía y emoción a muchos, se fue convirtiendo en una triste y profunda decepción. Bien dicen que el León no es como lo pintan…y una servidora que ha tenido la oportunidad de estar presente en el día a día del equipo queretano, puedo comprobar que es verdad. No todo lo que brilla es oro, y con Ronaldinho se cumplió el dicho.

Fiestas, ausencias, retrasos e indisciplinas de todo tipo han caracterizado el paso de Ronaldo de Assis Moreira por México. Además de que los rumores de su salida del club no cesan desde que llegó, hoy toman mucha más fuerza.

Su hermano y representante comentaba a “Estado de Minas” en diario brasileño que Ronaldinho no tenía la intensión de cumplir el contrato de dos años –del cual ya solo queda uno- que tiene con Querétaro y ya busca equipos dentro de la MLS y la liga de  Brasil. Lo cierto es que si se va sin cumplir contrato, tendría que pagar alrededor de cinco millones de pesos al club, según lo afirma la página de ESPN Deportes.

¿Tendrá la paciencia de esperar un año más o emigrará al finalizar el torneo? Esa es la pregunta del millón.

EMPRENDIÓ EL VUELO

Mucho se discutió sobre la supremacía en CONCACAF, digamos que a nivel de selección al Tri de Miguel Herrera en ocasiones se le complica, pero a nivel de clubes, el América de Gustavo Matosas, ha recalcado que CONCACAF es mexicano.

Cuatro goles le anotó al Impact de Montreal para sellar un 5-3 global y sellar su pase al mundial de clubes en Japón. Veamos qué tal nos representan las Águilas a nivel internacional. 

Comentarios