En dias pasados, comentando con algunos compañeros sobre la situación actual en Gallos Blancos, platicabamos y analizabamos un poco sobre lo que realmente necesita y pide a gritos el conjunto de Ignacio Ambriz. Si revisamos linea por linea nos encontramos con que tiene una gran debilidad y es justamente la defensa.

Tomando como parte del "paquete" defensa al portero. Desde aquél conflicto de Liborio Sánhez con el técnico, y quizá mucho antes, pero tomando como referencia ese hecho anecdótico, la portería en el equipo está desprotegida, las actuaciones de Edgar Hernández no me dejaran mentir. Si bien ha tenido momentos de inspiración reflejados en grandes partidos, también ha cometido errores que se han visto reflejados sobre el marcador y por consecuente en la tabla general.

Ayer por la mañana, 'Nacho' decía en conferencia de prensa que si hay algún culpable por el mal momento sería precisamente él, sin embargo, bien refutaba esta aseveración Marco Jiménez durante la semana. Los jugadores deben defender al técnico en el terreno de juego, sobretodo si es un técnico que estuvo a punto de salvarte de un descenso, un técnico que armo un equipo de 11 jugadores con dos plantillas completas (Jaguares y Gallos Blancos) y es un técnico que, queriendo o no, ha ido cambiando poco a poco la historia del equipo.

Lo cierto es que con una inesperada llegada se resquebrajo todo un esquema que tardó dos años en armarse y hoy la liguilla está en evidente predicamento, cosa que pone más en peligro al estratega que a cualquier jugador.

Por si fuera poco, hoy por la noche reciben a las Águilas del América. Al superlíder del certamen y quien ha perdido únicamente dos encuentros en todo lo que va del Apertura 2014. Saben que si no ganan, están matemáticamente imposibilitados de asistir a la fiesta grande del futbol mexicano.

El otro día utilizando un poco las estadísticas, pude observar que desde la llegada de Ronaldinho, el equipo queretano disminuyó en un 13% su efectividad. Ocho partidos fueron los que disputó Gallos Blancos antes de que se supiera de la llegada del brasileño, de los cuales cosecharon tres triunfos, dos empates y tres derrotas ante Pumas, Cruz Azul y Monterrey.

El equipo dirigido por Ignacio Ambriz mantuvo una efectividad del 46% al obtener 11 de 24 puntos posibles y se mantuvieron seis jornadas consecutivas sin abandonar la zona de liguilla.

Y ahora, pasando al después de la llegada del astro, los emplumados junto a Dinho han disputado cuatro partidos. Doce puntos disponibles, de los cuales solo han sumado cuatro.

Estos han sido producto de un triunfo ante Chivas, donde Ronaldinho anotó gol de penal, un empate ante Toluca y dos derrotas; ante Atlas, donde el brasileño deleitó a los aficionados con un golazo de tiro libre, y ante León.

La efectividad del equipo disminuyó hasta el 33%, del 46% que tenía y el equipo rompió una racha positiva de resultados, abandonó lo más alto de la tabla y cayó hasta la posición número nueve.

Comentarios