Sanando a tu niña o niño interno

El niño abandonado se convierte en un adulto manipulador, irritable, esto para llamar la atención y protegerse, sin aceptar su vulnerabilidad o en el otro extremo se vuelve muy protector, cubriendo con esto su necesidad no cubierta de pequeño.
19/07/2019
09:38
-A +A

Todos tenemos como misión de vida: amar, aprender, comprender y ser felices, sin embargo, en ocasiones no nos es tan sencillo ya que la primera forma de amarnos la recibimos en la infancia y esto nos convertirá en unos adultos plenos o lastimados. 
Hoy abordaremos y reflexionaremos en la relación que tenemos con nuestro niño interno, (al mencionar niño me estoy permitiendo referirme a ambos: niño y niña) como un proceso indispensable para restablecernos con nosotros mismos y vivir en plenitud. La primera enseñanza de amor que recibimos viene de nuestros padres o cuidadores, quienes muchas veces de manera inconsciente nos cargan de creencias limitantes que nos llenan de miedos, creando vacíos tales como: abandono, soledad, agresión (vacío de cariño) y exceso de control que coartan nuestra expresión y creatividad con la que nacemos, no obstante, es nuestra obligación de adultos sanar y revalidar con amor a nuestro niño interno. 

Pero, ¿cómo saber si tenemos un niño interno lastimado?

Un niño que aprendió a vivir con miedo, será un adulto inseguro, si aprendió a vivir con tristeza responsabilizándose de asuntos que no eran suyos crecerá siendo un adulto melancólico y huraño, si fue un niño maltratado en cualquier forma, ya sea física, verbal y/o emocionalmente crecerá intentando protegerse siempre de los demás, lo cual lo hará responder por impulso e instinto a todo lo que le suceda, por supuesto le costará mucho manejar asertivamente sus emociones. 

Si el niño interior se siente controlado, criticado o agredido, proyecta esto sintiendo que los que lo rodean son controladores y agresivos, porque suele actuar por lo regular a la defensiva.

“El Niño abandonado cree que nunca es suficiente para nadie” por lo que desarrolla la necesidad de ser perfecto y se evalúa con mucha severidad.

El niño abandonado se convierte en un adulto manipulador, irritable, esto para llamar la atención y protegerse, sin aceptar su vulnerabilidad o en el otro extremo se vuelve muy protector, cubriendo con esto su necesidad no cubierta de pequeño.

Si te identificas en cualquiera de los perfiles antes mencionados necesitas empezar a trabajar tu niño interno. Asume la responsabilidad de identificar con humildad tus vacíos y carencias y ocúpate de ti… Lo mereces. 

A continuación, te doy unas técnicas sencillas que te ayudaran en esa maravillosa labor: 

—Haz una lista de lo que consideras son tus creencias limitantes, así como de los vacíos y miedos que tengas. 
—No te concentres en buscar culpables, mejor amorosamente suelta lo que no te es útil, reconoce las bondades que recibiste en la vida y avanza.  ¡Sé valiente!
—Ábrete a la posibilidad de aprender de cada experiencia, valídate con amor…no te juzgues ni castigues con severidad. 
—Identifica tus aptitudes y atributos heredados y los que con el tiempo y tus experiencias de vida has adquirido. 
—Si es necesario, apóyate de un profesional que te permita encontrar la forma menos dolorosa de disolver estos nudos emocionales. 

La próxima semana completaremos esta lista y te daré una serie de ejercicios que te ayudarán en esa aventura tan amorosa de reencuentro contigo mismo y que puedas tener en ti un niño sano, pleno y feliz y por supuesto a un adulto amoroso.

Frases para trabajar esta semana: 

“Con amor, me 
responsabilizo de mi” 
“Piensa como adulto, 
vive y ama como niño”
“La vida es maravillosa, 
vivamos con plenitud 
con quienes nos rodean”
“A partir de hoy no 
tengo problemas, solo asuntos 
y situaciones por resolver”
Te recomiendo leer: 
— Cura tu soledad. Cómo encontrar el amor y la plenitud a través de tu niño interior, de Erika J. Chopich y Margaret Paul.
— Enamórate de Ti, de Walter Riso.  

Comentarios y sugerencias: 
Gloria Villalobos Corral 
Terapeuta de Psicología Clínica 
y Programación Neurolingüística 
[email protected] 
Facebook: Aprendiendo a vivir 
WhatsApp: 9982412230 

Comentarios