Salvar un rincón del planeta Tierra

08/08/2015
01:46
-A +A

Cuando nacimos, en 1987, las prioridades para la Sierra Gorda eran otras. Entonces lo más urgente era enfrentar los alarmantes niveles de destrucción ambiental y deforestación que tenían lugar en la región.

A base de trabajo e insistencia, diez años después se lograba que, por decreto presidencial, se creara la Reserva de la Biósfera Sierra Gorda (RBSG) de Querétaro, el área natural protegida más biodiversa de México y la única hasta el momento establecida como resultado directo de los esfuerzos de la base social.

Hoy en día, Grupo Ecológico Sierra Gorda (GESG) enfrenta nuevos retos, como la desertificación de la tierra y el cambio climático, pero se ocupa además de los problemas de antaño, que nunca desaparecieron por completo.

Por ello, trabajamos para restaurar, preservar y conservar la impresionante biodiversidad de la RBSG a través de una estrategia de conservación en la que las comunidades locales quedan totalmente incluidas, generando así oportunidades de desarrollo social y económico para los dueños de la tierra.

Y es que, en 383 mil 567 hectáreas —el 32.02% del territorio del estado de Querétaro— el 70% de la tierra es propiedad privada, el 27% comunal o ejidal y tan solo el 3% federal.

Así, las cerca de 100 mil personas que habitan en 638 comunidades son quienes deben aprender a respetar y conservar este pulmón verde del centro de México.

Por este motivo, en 28 años de existencia hemos invertido gran parte de nuestros esfuerzos en proyectos de participación comunitaria. Tan solo en los últimos 15 años, el programa de educación ambiental de GESG ha trabajado en 150 comunidades en los cinco municipios de la reserva y zonas de influencia: Hidalgo, Guanajuato y San Luis Potosí. De esta forma, hemos podido llegar a 200 escuelas y a 20 mil niños.

Programas radiofónicos, producción de materiales didácticos, Festivales de la Tierra, cine-club, reuniones con padres de familia, organización de jornadas comunitarias, celebración de campamentos nacionales de líderes ecológicos... estas y otras actividades han sido, y continúan siendo, fundamentales para que los serranos valoren la joya que tienen entre sus manos y de la cual todos los queretanos, vivamos o no en ella, dependemos.

Porque es aquí donde nacen los ríos, donde el aire se depura y donde la tierra tiene la posibilidad de producir los alimentos que tanto necesitamos.

Con el paso de los años hemos ido creando una Alianza por la Sierra Gorda que actualmente está integrada por sus filiales Bosque Sustentable, A.C., dedicada al manejo holístico de los recursos y la restauración de suelos; Joya del Hielo, A.C., que salvaguarda algunos de los santuarios con mayor valor biológico de la sierra a través de la Red de Reservas Naturales Privadas; Productos y Servicios Turísticos Sierra Gorda S.A. de C.V., que promueve una economía para la conservación a través de Sierra Gorda Ecotours y Productos Sierra Gorda; y nuestra contraparte en California, Viva Sierra Gorda, que brinda visibilidad y deducibilidad para donantes en Estados Unidos.

En los próximos meses trataremos de explicar en profundidad al lector de este periódico quién es la Alianza por la Sierra Gorda y hacia dónde caminamos.

Ojalá que seamos capaces de transmitirles el entusiasmo con el que trabajamos a contrarreloj para paliar los efectos de un cambio climático que ya es irreversible. Si esto les preocupa, les invitamos a formar parte del movimiento conservacionista más grande de México.

 

Coordinadora de Comunicación y Mercadotecnia Grupo Ecológico Sierra Gorda

Coordinadora de Comunicación y Mercadotecnia Grupo Ecológico Sierra Gorda

Comentarios