Responsabilidad como ciudadana

Sofía Pérez Pavón Vela

Tenemos un tesoro dentro, si eres ama de casa en tus manos si eres empleado, empresario, desempleado no importa qué papel juegues en la sociedad, hoy comienza a cuidarte

Todos los días me levanto preguntándome ¿qué voy a hacer para beneficiar a mi país? Creo que, como se hace, es a través de las acciones que realizamos todos los días, en estas épocas que comienzan las campañas políticas y con todo el mundo harto de escuchar los mismos discursos y promesas, yo me pregunto ¿cuánto de esto es responsabilidad nuestra? Creo que un país se hace por su gente, cómo está educada y su formación, por las acciones que realizamos día con día, y cómo y qué hacemos; hoy me levanto sumamente orgullosa de plantar, día con día, acciones para que tengamos un mejor país y los invito a hacerlo a partir de hoy con ese mismo objetivo, si todos los ciudadanos lo hicieran tendríamos el país que siempre hemos deseado. 

Cuando me embaracé de Rebeca y Fernando, había perdido dos bebés, por lo que los nacimientos de mis dos hijos fueron más allá de lo deseado, y siempre tuve una expectativa de generar en ellos valores y compromisos para que fueran felices e hicieran felices a las personas que los rodean. Creo que la mejor manera de construir un país es a través de la sociedad más pequeña y eso es la familia, de formar y cultivar con el ejemplo, implicando en todo momento, acción tras acción, generar bienestar en nosotros y en quienes nos rodean. El concepto suena simple y creo, de hecho, afirmo que la gran mayoría de personas creen en lo que estoy escribiendo, sin embargo, accionar para que el gatillo apunte verdaderamente para lograr una sociedad segura, con bienestar en sí mismos y además generar bienestar en la comunidad no se resuelve en la mayoría de los casos.

Cuando comencé mi empresa, tenía la idea de poder construirla de tal manera que me diera bienestar, que me gustara mucho lo que hiciera, que tuviera conocimiento sobre lo que implicaba, y que me diera un sustento económico sin ni siquiera tomarlo como una prioridad, a pesar que con lo que estudié sabía que lo financiero era importante, no le di prioridad a ello, le di prioridad a construir un concepto para que yo y todo los involucrados fuéramos cada día mejores: sabía lo que había logrado tanto en Rebeca y en Fernando (mis hijos), ¿por qué no generarlo para toda la sociedad?, ¿por qué no planear un negocio para que también le abra oportunidad a más personas a trabajar y sustentarse?, ¿por qué no generar una empresa en la que, a la larga, mis hijos pudieran ser partícipes de ello si eso es su deseo? Y hoy por hoy hemos (porque somos una gran familia y equipo) logrado eso exactamente y todos los días me levanto para mejorar, crecer, integrar a más personas a esta gran comunidad a través de generar buenas estrategias y lograr cambiar el mundo, no solamente nuestro país. 

Tenemos un tesoro dentro, si eres ama de casa en tus manos está crear una sociedad cívica, trabajadora, segura; si eres empleado, empresario, desempleado no importa qué papel juegues en la sociedad, hoy comienza a cuidarte, escucharte, generar bienestar en ti y en los que te rodean, implicarlo con tus acciones cada día, esto se contagia créanme: así de sencillo, comienza hoy contigo, sigue con tu familia, amigos, un país nace de la sociedad más pequeña, los invito a generar una nación orgullosa y segura a través del hacer y ser.

Comentarios