Rendirle cuentas al ciudadano

Carlos Lázaro Sánchez

Hoy en día, los políticos debemos ser consecuentes con las prácticas que contribuyen al fortalecimiento de la ciudadanía. En ese sentido, la información es un elemento que garantiza y posibilita la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos. Por tanto, es imprescindible procurar que el derecho a la información y la rendición de cuentas se consolide con el objetivo de fortalecer la democracia y la ciudadanía.

Desde esta perspectiva tiene cabida observar con detenimiento las actividades que, en los municipios del estado de Querétaro, se están llevando en el contexto de los informes de gobierno de los alcaldes en turno.

Es importante alcanzar a diferenciar hasta dónde los informes de gobierno son un acto republicano que abona al derecho a la información y hasta dónde son un acto proselitista con fines electorales de cara a las elecciones del próximo año.

Por otro lado, es menester identificar si lo que se informa está respaldado por propuestas planificadas o son acciones derivadas de la improvisación. La realidad nos demuestra que, lamentablemente, mucho de lo que se informa termina siendo, en primera, un manojo de buenas intenciones y, en segunda, el reflejo de la irresponsabilidad de los gobernantes al no ejercer con compromiso la representatividad de los ciudadanos.

Por ejemplo, los municipios de la zona metropolitana están informando sus propuestas para prevenir daños e inundaciones en temporada de lluvias. Estas propuestas sirven de poco cuando ya existen grandes afectaciones por no prevenir ni actuar a tiempo. O como en el caso de Corregidora, donde el alcalde Antonio Zapata informa que investigará al ganadero que introdujo clembuterol a un rastro que administra el municipio, situación que debió haberse prevenido y supervisado en tiempo para garantizar servicios de calidad a los ciudadanos de El Pueblito.

Bien dice el dicho popular: “de poco sirve tapar el pozo, si el niño ya se ahogó”, y en la política de poco sirve informar qué se va a hacer, si el daño ya está hecho por falta de planeación y de responsabilidad en el servicio público. Estas omisiones y descuidos del servidor público son bien observados y calificados por la ciudadanía. Que no nos resulte extraño que el próximo año el castigo a quien no informa ni ejecuta sus acciones con planeación se dé mediante las urnas electorales.

Ante el reconocimiento de esta realidad, en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) reivindicamos la transparencia y la rendición de cuentas como un ejercicio que debe generar ciudadanía y estar respaldado por un diseño de gobierno con propuestas planificadas. Nuestro objetivo es promover los esquemas de rendición de cuentas y dela planeación políticas públicas donde el ciudadano tenga una especial participación como agente activo en la definición de estos temas.

Esta es nuestra visión porque creemos que el ejercicio político necesita renovarse de cara a una ciudadanía interesada en participar cada vez más de los asuntos públicos. Lo hacemos así porque en el PRD creemos en la ciudadanía y porque de cara al proceso electoral del 2015 queremos un Querétaro ciudadano con un mejor porvenir.

 

Presidente del Comité Directivo Estatal del PRD

Comentarios