¿Realmente la democracia interna es lo que requieren los partidos?

Jaime Robledo

Si el senador Javier Lozano se quejó tanto de lo que le hicieron a Margarita Zavala que la obligó a salir del PAN, entonces no entiendo porque se integra a la campaña de José Antonio Meade en vez de ir a apoyarla como creo que debería ser o como dicen. ¿Es lo mismo?

El jueves pasado salió la convocatoria para los puestos federales del Partido Acción Nacional para Querétaro, se abre a  que todos los interesados se puedan inscribir hasta el día 11 de febrero, cuando el Comité Nacional designará a los elegidos. La pregunta es: ¿cuáles serán los criterios reales de selección?, ¿las encuestas? Pero qué parte de ellas. ¿El mayor conocimiento? ¿El menor número de negativos? ¿La diferencia entre los dos?

Eso no está del todo claro, todos tienen algo a su favor y algo en contra. El problema es que este periodo puede ser de mucho desgaste para Acción Nacional y se ha visto en otras ocasiones, que todos salen raspados y los partidos contrarios se benefician por los golpes internos, ya que el ganador seguro sale raspado.

En apariencia para el Senado se registrarán Mauricio Kuri, posiblemente Marcos Aguilar, y el día de hoy Armando Rivera; la que está en mejor posición por lo de equidad de género es Guadalupe Murguía, aunque le puede brincar Mary García, por ejemplo. Hay que recordar que uno debe ser hombre y el otro integrante de la fórmula, mujer.

Pero, tratando de entender esto, por un lado se puede interpretar como muestra de democracia, donde cualquiera puede llegar, pero, por otro lado, se puede explicar cómo una pugna entre grupos dentro del blanquiazul, en particular el de Ricardo Anaya y el de Francisco Domínguez, donde no se han puesto de acuerdo y siguen negociando.

Es un hecho que los dos se necesitan, para Ricardo Anaya, el gobernador de Querétaro es un líder de los gobernadores panistas y requiere todo el apoyo que pueda conseguir, y para Francisco Domínguez el precandidato panista es quien tiene el control del partido y de la decisión. Entonces los dos se necesitan. El reto es llegar a acuerdos que no desgasten al partido y permitan cerrar filas alrededor de los candidatos, lo cual no lo veo tan fácil a estas alturas, pues estiraron demasiado la liga y además el estilo que ha mostrado Ricardo Anaya, pues siempre quiere que el tiempo esté a su favor, lo cual no siempre es así, ya que deja heridos en el camino.

Para el caso de las diputaciones federales, el distrito 1 (Cadereyta) y el 3 (Querétaro) será para mujer, anoten ahí a Sonia Rocha o Micaela Rubio y a Carmelita Zúñiga y Ana Paola López Birlain, cada grupo tiene a una. El 4 y 5 que corresponden al resto del área metropolitana de Querétaro serán para hombres, donde suenan Antonio Zapata y Agustín Dorantes. El distrito 2 con base en San Juan del Río le corresponderá al PRD.

En el ámbito nacional, la visita de José Antonio Meade mostró a un candidato muy preparado que maneja la información muy bien, que conoce los problemas del país, aunque no quedó muy claro si también sabe las soluciones. Su reto es que la población le compre la idea de que él es el bueno. Cuando en el Club de Industriales le preguntaron sobre cómo llevar los negativos del PRI, no tuvo respuesta, ese es el tema para muchos. En esta reunión se vieron las caras de otros sexenios, personajes del pasado y algunos próximos, llamó la atención  Pancho Pérez, saludando a todo el que entraba y a Mariana Ortiz a la cual muchos se acercaron a saludar, por algo será.

Lo que cada vez escucho más seguido es que la opción de muchos será el voto útil, entendiendo éste como el que se usará  para evitar que gane Morena, se votará por el que vaya más adelante entre Ricardo Anaya y José Antonio Meade. Entonces, el reto es estar en segundo lugar con un buen margen al tercero, para que el voto útil actué y se apoye al que vaya adelante para que no gane López Obrador. Ni al PAN ni al PRI les alcanza solos, así de complicada está la situación, lo cual seguramente cambiará con el tiempo, pero hoy así veo la fotografía.

Una duda que me surge, si el senador Javier Lozano se quejó tanto de lo que le hicieron a Margarita Zavala que la obligó a salir del PAN, entonces no entiendo porque se integra a la campaña de José Antonio Meade en vez de ir a apoyarla como creo que debería ser o como dicen. ¿Es lo mismo? 

Comentarios