Ramírez Cuéllar al presidente: “No estoy de florero”

20/05/2020
09:28
-A +A

Si como dirigente de El Barzón no dudó en llevar caballos hasta el interior de la Cámara de Diputados para hacer escuchar la voz de los deudores de la banca, ahora como dirigente de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, tampoco dudó en contestarle al presidente que descalificó su propuesta de medir las fortunas de los mexicanos ricos: “Yo llegué a ser diputado con esta bandera, esta ha sido mi lucha permanente. Yo estoy aquí en la presidencia de Morena para lograr este anhelo y el estado de bienestar. Yo no estoy aquí de florero ni de barandal de pleitos internos”.​

El diputado con licencia respondía así al desacuerdo del presidente López Obrador que ayer por la mañana desautorizó su propuesta para que el Inegi mida la riqueza de los mexicanos más acaudalados y con base en esa información, que debería proporcionarle el SAT sobre patrimonio, gastos e ingresos de los habitantes ubicados en los deciles más altos, aplicar una política fiscal progresiva que incluya tasas más altas de impuestos para los más ricos. “No creo que sea correcto, se tienen que mantener en privado lo que significan los patrimonios de empresarios y de todos los mexicanos”, dijo ayer el mandatario nacional, en lo que se interpretó como una desautorización y descalificación a la propuesta del líder nacional de su partido.​ 

Pero apenas un par de horas después del dictado presidencial desde Palacio Nacional, Ramírez Cuéllar convocó a una conferencia de prensa para defender su propuesta y decir que la va a llevar incluso a la Cámara de Diputados, para lo cual pedirá licencia a la dirigencia de Morena para regresar a su cargo de legislador federal. “Yo no quiero que entren a las casas ni mucho menos quiero que se difundan los datos personales, eso está prohibido por la ley y la Constitución”, explicó el dirigente morenista, quien dijo coincidir en eso con el presidente, pero en lo demás, insistió en que seguirá impulsando su planteamiento de un “estado de bienestar”, aún a costa de lo que diga el presidente: “Que el Inegi acceda a datos fiscales y bancarios para cuantificar la riqueza y eventualmente gravar de forma progresiva. Que los que tienen más paguen más, esa es la decencia”, dijo.​ 

Muy pocos en la 4T y en Morena se atreven a responderle así, directo y a bote pronto al presidente; de hecho hasta ahora sólo lo había hecho Porfirio Muñoz Ledo, compañero diputado de Ramírez Cuéllar. Por lo que se ve, el dirigente interino no sólo está convencido de su propuesta para medir y gravar con impuestos a la que llama “la vergonzosa concentración de la riqueza”, sino que además está dispuesto a llevarla hasta la tribuna de San Lázaro en donde tal vez tendría apoyo de algunos diputados morenistas, pero difícilmente prosperaría algo que ya públicamente rechazó y desautorizó López Obrador.​ 

Y es que el momento que escogió Ramírez Cuéllar no parece ser el más adecuado para hacer un planteamiento como el suyo, que involucra no sólo abrir la información fiscal privada de contribuyentes en el SAT y los datos bancarios para entregársela a un órgano autónomo como el Inegi, algo que en principio causa alarma, sino además pretende aumentar las tasas de impuestos que paga la población de mayores recursos, en donde se incluyen los empresarios. Y justo cuando la relación entre el gobierno de López Obrador y el empresariado está en su peor momento y hasta en tono de confrontación, la propuesta de Morena encendió de inmediato focos rojos en la clase alta mexicana.​

Ricos o no, los contribuyentes del SAT tienen derecho a la misma privacidad y protección de su información que todos los demás y abrir expedientes fiscales, con información de patrimonios, bienes, cuentas, gastos e ingresos, significaría una reforma legal y posiblemente constitucional dirigida a un sector específico de la población a la que se le daría un trato diferente a otros sectores y ciudadanos poniendo en duda principios constitucionales como la igualdad de todos ante la ley, el derecho a la privacidad y derechos legales como contribuyentes.​

En fin, quién sabe si una propuesta como la de Ramírez Cuéllar pudiera prosperar sin la aprobación del presidente y de otros dirigentes de la 4T que salieron a descalificarla, pero quién sabe también si, como ya ha ocurrido con otros temas, lo que lanzó el dirigente de Morena —sin dudar del compromiso con sus convicciones— no sea también otro “globo sonda” como los que ya ha mandado en otras ocasiones el presidente para tantear cómo está el terreno para ciertas propuestas de ley que tocan intereses directos de los sectores más poderosos y en los que manda a diputados o senadores a presentarlas como una iniciativa propia, cuando detrás traen toda la intención de Palacio Nacional.​ 

Después de todo sería mucha casualidad que el mismo día que circuló el documento de Morena, que suscribe Alfonso Ramírez Cuéllar, para investigar las fortunas de los ricos y cobrarles más impuestos, el presidente López Obrador haya declarado lo siguiente: “Antes se decía, desde hace muchos años, siglos, se decía ¿qué haremos con los pobres? Ahora no es así, ahora podemos decir ¿qué hacemos con los ricos? Los pobres primero, sin que eso signifique abandonar a los que tienen más recursos económicos”. ¿Pura coincidencia?​​

NOTAS INDISCRETAS… 

Sobre la deuda de 4,500 millones que le autorizó el Congreso de Tamaulipas al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca ayer la Suprema Corte de Justicia aceptó las dos controversias constitucionales que interpusieron, una el alcalde de Güemes, Lauro Reyes, y la otra el síndico de Ciudad Madero, Salvador Muñoz, en la que ambos  piden declarar inconstitucional esa autorización de endeudamiento “por violaciones al debido proceso legislativo y a la Ley de Deuda Pública federal” y argumentan que con esa deuda se comprometen recursos federales. Las dos controversias fueron turnadas al ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, y según fuentes bien informadas del Poder Judicial los ministros admitirán la demanda pero por criterio del pleno no concederán la suspensión; sin embargo sí entrarían al fondo de la controversia, que es el endeudamiento, lo cual haría que el fallo que se tome en este caso siente un precedente para otros estados que busquen endeudarse. Pero además, al admitir el recurso, la SCJN detiene de facto el crédito que había pedido el gobernador de Tamaulipas. Ni bancos ni la Secretaría de Hacienda podrán liberar recursos hasta que se resuelva el fondo de la controversia. Y cuánto tiempo pasará antes de que los ministros de la Corte fallen, pues podrían ser varios meses y tal vez en ese tiempo pase la emergencia sanitaria por el coronavirus que fue el motivo original con el que García Cabeza de Vaca pidió que le autorizaran el crédito. O sea que en una de esas ni crédito ni nada… En Oaxaca, ante el rápido crecimiento de casos de Covid, especialistas de salud alertan del peligro de que colapse el sistema hospitalario del Estado y que las camas de terapia intensiva se vuelvan insuficientes. Y es que hay dos escenarios muy distintos en Oaxaca: uno el de los municipios que siguen al pie de la letra las indicaciones del gobierno federal, de la Secretaría de Salud y del gobierno estatal de Alejandro Murat y mantienen el aislamiento de sus habitantes, con lo que tienen menos casos de contagio, pero otros oaxaqueños, especialmente en las zonas urbanas del estado como la capital, el istmo y algunas otras, siguen teniendo demasiada movilidad y no respetan el confinamiento. Eso está presionando cada vez más las capacidades del sector salud en el estado y para evitar un escenario crítico, los especialistas recomiendan que haya un “reordenamiento urgente de la coordinación interinstitucional en las instalaciones con capacidad de medicina crítica que son la cadena de respuesta hospitalaria”. Proponen que en todos los hospitales, tanto el IMSS, como del ISSSTE, de Especialidades y hasta los de Sedena y Semar, se establezca un “mando único interinstitucional” que facilite la comunicación y la estrategia para ampliar las áreas de medicina crítica, con camas y ventiladores para poder responder a la demanda creciente de estos servicios. Y ante la descoordinación y la poca presencia que tiene el delegado del IMSS en el estado, José David Orgaz, proponen que el interlocutor para todas las instituciones federales y estatales en el tema del Covid, sea el doctor Juan Carlos Dávila, Jefe de Terapia Intensiva del IMSS. ¿Será que en Oaxaca se coordinan o colapsan en la atención del coronavirus?... Anoche la Fiscalía de Morelos confirmó el hallazgo del cuerpo sin vida de Alvaro Echeverría Zuno, hijo del expresidente Luis Echeverría, quien se suicidó en su residencia de Cuernavaca. El cuerpo fue encontrado con un disparo en la sien y anoche se hablaba de una carta póstuma encontrada en la escena. Fuentes cercanas a la familia Echeverría comentan que “Álvaro estaba muy deprimido y tenía inestabilidad emocional”. Es el segundo hijo de Echeverría que muere de la misma forma; en 1983 el cuerpo de Rodolfo Echeverría Zuno fue encontrado ahogado en una alberca a los 31 años de edad. Rodolfo se perfilaba para ser el heredero político de entre los cinco hijos que el expresidente tuvo con María Esther Zuno…Los dados mandan Capicúa. Se repite el tiro.

Comentarios