En su quinto informe de gobierno, José Calzada hizo un llamado a los partidos políticos para que el proceso electoral del 2015, año en que la ciudadanía decidirá quién lo deberá relevar en el cargo, sea una contienda democrática; lo dijo luego de asegurar que su gobierno respetará la nueva ley electoral y se mantendrá como simple observador del proceso.

En su mensaje político, el mandatario también hizo referencia a los actores políticos y los llamó a respetar las reglas, “no habrá cabida para la autocomplacencia”, dijo, y esta frase pudo haber tenido un especial significado para aquellos que forman parte de su administración y que a su vez tengan aspiraciones de contender por alguna posición.

El gobernador hizo un oportuno llamado a su equipo de colaboradores, sobre todo a quienes militan en el Partido Revolucionario Institucional, pues él como primer priísta del estado debe cuidar que el proceso se lleve en condiciones de igualdad y equidad con los otros aspirantes a los puestos por los que se habrá de contender, entre ellos el de Gobernador de Querétaro. Es la única manera de que el PRI llegue fortalecido a la contienda constitucional.

Con este llamado, Calzada Rovirosa se adelantó a lo que sabe que puede ocurrir en su último año de gobierno. está evitando que su equipo baje el ritmo de sus actividades, ocupados y distraídos por sus propios proyectos políticos. Es legítimo aspirar a contender por un cargo de elección, pero no es honesto mantenerse en el cago y no cumplir con las responsabilidades por ocuparse de anhelos personales.

Es la última etapa del gobierno de José Calzada, para que la contienda electoral del 2015 se realice en el mejor de los escenarios, deberá aplicar al máximo su habilidad política, en el partido las cosas funcionan muy bien cuando prevalece la unidad, eso lo tiene claro el gobernador. Por ello ha ofrecido que su gobierno se mantendrá solo como observador de la contienda, es una forma inteligente de interpretar el reclamo de la sociedad que aspira a una manera diferente de hacer política.

En su quinto informe, José Calzada dio cuenta del estado que guarda su administración y reportó avances en seguridad, procuración de justicia, derechos humanos, desarrollo agropecuario, empleo, turismo, medio ambiente, educación, programas de asistencia social, salud, vivienda, cultura, finanzas públicas y transparencia y rendición de cuentas.

Al hacer un balance de todos estos rubros, el mandatario estatal reconoció que el desarrollo de Querétaro no tiene fechas de inicio ni conclusión, coincidimos con el gobernador, siempre habrá pendientes por cumplir y rezagos históricos que resolver. Querétaro no es el resultado de un sexenio ni es obra de una sola persona, cada queretano y quienes han elegido nuestro estado para asentarse aquí, contribuyen día a día con el desarrollo, no comenzó ayer ni terminará mañana, este es un proyecto de generaciones, producto de las ideas y del trabajo de muchos.

Reconoce el gobernador que hay pendientes, es una verdad inobjetable y entre esos pendientes los que tienen un rostro humano son los más preocupantes: rezago social, desigualdad, exclusión, violencia, inseguridad, el abandono del campo, la migración en busca de mejores oportunidades, la pobreza como consecuencia del desempleo; estos son fenómenos y problemas que se asientan en toda la geografía de México; Querétaro no podía ser la excepción. En el tema social Calzada entrega buenas cuentas, pero reconoce que hay pendientes y confía en que los futuros gobiernos seguirán realizando su máximo esfuerzo por abatir las desigualdades y por generar mejores condiciones de bienestar para los queretanos.

Es de reconocerse el trabajo de su gobierno, este se refleja en el avance para la transformación de Querétaro.

 

Ex presidente municipal de Querétaro, ex legislador federal y local

Comentarios