Querétaro y el cambio climático

José Alfredo Zepeda Garrido

En esta semana hemos estado al pendiente de la Cumbre que se realiza en París, la  XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático, Conferencia de las Partes (COP 21 de París),  la cual inició el 30 de noviembre  y concluirá el próximo  11 de diciembre. Se incluyen conferencias que han sido organizadas por la  Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), se espera lograr un compromiso internacional para la reducción de los gases de efecto invernadero a la atmósfera a partir del año 2020. Hasta esa fecha durará el aplazamiento que, desde la COP de Copenhague, se hizo al  Protocolo de Kyoto, el cual marcaba un recorte en las emisiones de CO2  del 15% para los países firmantes con respecto a lo emitido en 1990, tratando de limitar el aumento de la temperatura global en menos de 2º C.

Ahora existe mejor disposición de las grandes potencias, que antes no se tenía, para alcanzar el acuerdo, a partir de lo expresado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la Cumbre por el Clima en este mes de octubre en la sede de la ONU en Nueva York; asimismo, por lo anunciado por el presidente de Francia, Francois Hollande, en su discurso en la Conferencia Medioambiental de Polonia.

El ambiente que se ha estado viviendo en la Cumbre ha dado lugar a otro tipo de acercamientos y declaraciones, a causa de los recientes atentados terroristas llevados a cabo por el Estado Islámico (EI) en París. El presidente Obama señaló, ante los 150 jefes de Estado y de gobierno asistentes a la sesión inaugural de esta cumbre: “¿Qué mayor rechazo a aquellos que quisieran acabar con nuestro mundo que unir nuestros mejores esfuerzos para salvarlo (de las consecuencias del calentamiento global)?”.

En esta sección de EL UNIVERSAL Querétaro, se han presentado varios artículos relativos al cambio climático y sobre lo que se hace en Querétaro, políticas establecidas, problemática, retos y acciones implementadas, así como las medidas de adaptación. También se ha hablado de la contaminación que provocan los fumadores, quienes contribuyen al aumento del efecto invernadero.

Se ha planteado, para coadyuvar de manera efectiva a mitigar el cambio climático, la relevancia de la educación ambiental, el uso de energías alternativas y la eficiencia energética, la gestión eficiente de los residuos, el desarrollo de la Zona Metropolitana de Querétaro, así como la conservación y uso responsable de los recursos.

De esta forma, diversas acciones servirán a la mitigación del cambio climático que estamos padeciendo: seguir impulsando el uso de gas natural en los vehículos, en lugar de la gasolina, para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, invertir en la protección de nuestras áreas naturales y aumentar la superficie protegida, invertir en la reforestación del suelo queretano; el beneficio será múltiple y representará un gran paso en la restauración del medio ambiente que tanto hemos deteriorado con el paso del tiempo. Tengamos presente la gran afectación que han tenido los bosques en Querétaro, ya sea a causa de plagas como el gusano descortezador en la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda, la tala clandestina, incendios provocados (que son la mayoría), el daño que ya ha producido el cambio climático que causa la pérdida de biodiversidad, cambios en la disponibilidad del agua, degradación de suelos, desertificación, disminución de los servicios ambientales prestados por los ecosistemas y la mayor ocurrencia de fenómenos hidrometeorológicos extremos, sitios de disposición final de residuos urbanos ajenos la normatividad (la gran mayoría) y nuestra ZMQ cada día más afectada por los embotellamientos viales, que provocan emisiones crecientes de gases de efecto invernadero, entre otros males, además de transporte público ineficiente y caro.

Ex rector de la UAQ. [email protected]

Comentarios