Hace poco tiempo me encontraba en una reunión fuera de México en la que me preguntaban ¿cuál era la razón por la que Querétaro estaba acaparando el reflector nacional?, ¿cuál era ese ingrediente especial y secreto que hacía que nuestro estado empezara a sonar por todo el mundo como un maravilloso lugar para invertir en nuestro país?, ¿qué estaba pasando en esa ciudad que en ocasiones para un extranjero es difícil encontrar en un mapa?

La respuesta vino sola. Nuestro estado cuenta con un bono demográfico que permite asegurar que hay suficiente mano de obra, pero más importante, mano de obra calificada; estamos localizados geográficamente en el corazón de México, tenemos una población potencial de consumo de 45 millones de personas en un radio de apenas 350 kilómetros; contamos con una de las mejores tasas de inversión extranjera directa de nuestro país con más de un millar de instalaciones de manufactura proveniente de más de 18 países distintos; en Querétaro, existen más de 45 centros de investigación y desarrollo estatales, federales y privados con líneas de investigación muy variadas, materiales, geología, electroquímica, bioprocesos, sistemas informáticos, medicina, ingeniería, logística y transporte, ocupando el  cuarto lugar a nivel nacional de investigadores.

En Querétaro, contamos con una muy buena infraestructura, tenemos un aeropuerto intercontinental que puede recibir a cualquier tipo de aeronave; nuestro estado es el centro neurálgico el transporte carretero del país, se están ampliando las redes ferroviarias y contamos con parques industriales de primer mundo. En cuanto a indicadores de competitividad, Querétaro cuanta con los mejores indicadores de las principales evaluadoras como son Standard & Poors, Fitch Raiting o Moodies y por si fuera poco somos la segunda entidad a nivel nacional con estadísticas más bajas en cuanto a crimen y seguridad.

Nuestro estado además, tiene como fortaleza la gran diversidad de industrias, tenemos sectores consolidados tales como el automotriz, alimentos y bebidas, metal mecánico y de electrodomésticos; otros en desarrollo como son el aeronáutico, el de tecnologías de información y los llamados call centers; así como sectores que presentan una gran oportunidad, tal es el caso de las energías renovables, las telecomunicaciones, la nanotecnología o la biotecnología. Lo más valioso de esta diversidad de industrias es que nuestra entidad ha sabido resistir y enfrentar de forma exitosa, los embates económicos regionales y mundiales a través de compensar las tendencias de cada uno de estos sectores.

Pero lo más importante, es que en Querétaro “nos la creemos”, sabemos que podemos innovar, desde el gobierno, desde la iniciativa privada, la sociedad en general, creemos en este lugar y lo cuidamos, somos celosos de asegurarnos que toda la gente que llega, entre en esa inercia de productividad, de respeto, de responsabilidad, de competitividad y de liderazgo, esa es una cultura que llevamos varios años cultivando y que empieza a mostrar sus frutos… y vamos por más.

¡UBÍCATE! El liderazgo positivo que ejerce nuestro gobernador, el Lic. José Calzada Rovirosa, se nota, no solo en su equipo de trabajo, no solo en una sociedad que lo aprecia, no solo en los indicadores nacionales, no solo en su elevado grado de convocatoria. Se nota en lo más importante… el nivel de vida de los queretanos en toda su extensión de la palabra. Enhorabuena señor gobernador.

Comentarios