05 / agosto / 2021 | 06:26 hrs.

¡Qué viva San Fermín! (PARTE 2)

Continuando con esta fiesta de San Fermín en esta segunda parte creo q la parte emocionante de los momentos antes del encierro, ya que un buen corredor debe conocer  que toros se van a enfrentar ya que cabe recordar que en España los toros tienen más peso que en México estamos hablando de toros de arriba de 560 kg incluso uno que otro q alcanza los 600 kilos.

Las Ganaderías

Los toros de mejor encaste se dan cita para ofrecer un fiesta soberbia. Ganaderías como las de Cebada Gago, Miura, Domecq o Jandilla, entre otras, reaparecen cada año para dar emoción a la Feria del Toro.

Que una ganadería sea contratada para que protagonice el encierro y la corrida de toros, es todo un signo de prestigio, aunque también entraña una gran responsabilidad. Millones de ojos se posarán en las reses para emitir un amplio abanico de opiniones.

A varias ganaderías se les ha atribuido desde siempre una serie de rasgos característicos en relación a la bravura de sus toros. Casi todos hemos oído que los Miura son toros peligrosos y bien armados, aunque nobles en el ruedo; que los astados de Cebada Gago son peligrosos por su genio; que los morlacos de Jandilla son los más temerarios, siempre protagonistas de encierros apasionantes y dramáticos.

“Echar el capote”

Sin lugar a dudas en todas las acciones que emprendemos debemos ofrecer nuestras actividades a algún santo seas o no creyente el encomendarte a una divinidad celestial te da animo de tener una protección de los seres supremos y en los encierros de Pamplona el actor principal es San Fermín al cual cada día de encierro los mozos o corredores le cantan tres veces para que les brinde su protección. El primer canto es a las 7:55 de la mañana cinco minutos antes del encierro, el segundo es a las 7:57 y el último apenas un minuto antes de las 8.

Es un "capotico", con el diminutivo propio de la zona de Pamplona. Existe un dicho que es "Echar un capote", que quiere decir ayudar a alguien, de la misma manera que los hacen los subalternos al diestro cuando éste se ve en un apuro con el toro.

El capotico de Sanfermin haría las veces de subalterno milagroso ante las situaciones inéditas e inexplicables que se dan en un encierro. Es por ello que tanto creyentes como no se encomienden a él ante la variante de seis toros salvajes sueltos entre más de diez mil personas. El cántico a San Fermín dice: "A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro, dándonos su bendición". Desde 2009 se añade la estrofa en euskera por iniciativa de los corredores del encierro que dice así: "Entzun arren San Fermín / zu zaitugu patroi / zuzendu gure oinarrak / entzierru hontan otoi. Viva San Fermín. Gora San Fermín".

Y la verdad que a veces parece mágico, más que azaroso, que no ocurra nada tras las innumerables incidencias que se dan en un encierro. Situaciones imposibles que bajo la cita de la protección de San Fermín a través del "Capotico" encuentran mayoritaria respuesta.

En fin muchos son las anécdotas que ocurren durante cada año en los encierros en el Reino de Navarra, pues turistas, mozos de años, transeúntes y ebrios se dan cita por las calles de Pamplona para emocionarse y sentir aquella adrenalina que no deja de ser sorprendente por cierto en mi lista de cosas por hacer antes de morir es correr un encierro de San Fermín.

En México surgieron fiestas similares a la de los pamploneses, ciudades como Huamantla Tlaxcala con su ya conocida “Huamantlada” que está por cumplir 60 años en agosto próximo, la cual se realizó por primera vez el 15 de agosto de  1954, y varios sino es que todos los habitantes que aquella localidad tlaxcalteca juran que ahí se inició en todo el mundo el espectáculo de llevar por las calles a los toros hasta los corrales de la plaza. Pero desafortunadamente  lo más parecido a la Pamplonada es meramente eso solo sacar a los toros a la calles ya que en Tlaxcala no se tiene ningún tipo de reglamento o más bien se tiene pero pocos lo cumplen dejando así un mal sabor de boca con respecto a lo que los españoles hacen.

Y algo más cerca que teníamos aquí en Querétaro era la tradicional “Sanmiguelada”  en el vecino municipio de San Miguel de Allende, aquí desde 1973 se celebraba la fiesta imitando a la de Pamplona pero desafortunadamente las autoridades municipales en 2006 a cargo de Jesús Correa Ramírez decidió cancelar y matar esta tradición ya que según él, el daño que se le hacía a los monumentos y calles históricas de San Miguel era muy costos para su administración además de no tener el arraigo necesario para continuar estos festejos, y es así como hasta la fecha la “Sanmiguelada” que se llevaba a cabo el tercer domingo de septiembre entre las fiesta de la independencia y la fiesta de San Miguel Arcángel quedo cancelada más no olvidada. Ya que integrante de la Peña Taurina de aquella región siguen pidiendo a las nuevas autoridades que revivan estas actividades que atraía a muchos turistas nacionales y extranjeros.

Los encierros son fascinantes y cada año se hace el esfuerzo de ver la mayor cantidad posible adicional a las corridas de toros que se llevan por la tarde en España el desvelarse a ver 3 o 4 minutos de emoción es un gusto que poco y muchos a la vez compartimos. ¡Que Viva San Fermín!

Espero sus comentarios a [email protected] y @olmochato

Comentarios