Que la batalle comience

Ana Patricia Fernández

Luego de casi un mes de aquél último partido del Apertura 2014, el futbol mexicano está listo para arrancar nuevamente. Diecisiete nuevas oportunidades están frente a los dieciocho equipos que buscan colarse a la segunda fase del certamen: la liguilla.

Como cada seis meses los equipos se preparan lo mejor que pueden, buscan refuerzos y planean lo que vivirán en el futuro cercano. Algunos inician con la esperanza de la corona, otros se conforman con entrar a la fiesta grande y otros más, simplemente piden no ser los últimos en la tabla de consientes al final del campeonato.

POR LA PERMANENCIA

Tal es el caso de las Chivas de José Manuel de la Torre, quienes buscarán que, al menos, no les vaya como le fue al ‘Chepo’ en las recientes eliminatorias mundialistas con el tricolor. Y si no es mucho pedir…salvarse del descenso.

Aunque parezca irónico, uno de los “grandes” lucha por el descenso; y es que ahora lo único grande que tiene es el problemón que los persigue. Una desastrosa noticia sería que una institución como la de Chivas perdiera la categoría porque cierto dueño juega a saber del balompié.

Un cúmulo de malas decisiones y la intensión de resguardar el talento nacional ha desencadenado paso a paso la debacle de una institución de tanta historia.

Han invertido una fuerte cantidad de dinero en sus refuerzos, sin embargo, nada les garantiza la permanencia, pues nadie ha tenido la capacidad de formar una especie de engrane con todos los jugadores para que el equipo funcione en una misma dirección.

Si escuchamos las entrevistas, las ideas que tienen los futbolistas son completamente opuestas. Unos hablan de meterse a la liguilla, pelear por el título y otros de continuar en primera división. Será necesario que primero todos se pongan en sintonía.

¡REGRESÓ!

Pasando a otros temas…el hijo pródigo de los Gallos Blancos ha regresado. 29 días después de lo esperado y con casi mes y medio sin actividad física, pero volvió.

Muchos rumores se vivieron durante esas cuatro semanas que el astro brasileño se ausentó. Unos señalaban que la MLS lo quería, otros que ya pensaba en el retiro y, el último, que problemas personales lo detenían a volver de su natal Brasil.

Finalmente, después de muchos dimes y diretes, regresó. Una vez más comenzará el campeonato mexicano y la ex estrella del Barcelona no realizó pretemporada.

La gran pregunta es ¿Amerita un castigo su retraso?

Muchos, personalmente me incluyo, consideran que el hecho de otorgar algún tipo de multa o castigo a la gran figura representaría darle el debido lugar a la institución, a la directiva y al propio Ignacio Ambriz, sin embargo, muchos también piensan que ese “castigo” jamás llegará.

Ustedes qué piensan… ¿será necesario castigar a Ronaldinho para darle su lugar a la propia Liga Mx?

Comentarios