A prisa pasamos por este vida, no sabemos detenernos a disfrutar y a darle valor a las cosas que están a nuestro alrededor, pensamos que debemos frenar un poco nuestra prisa, pero solamente lo pensamos no nos detenemos a realizarlo y tampoco  a dar el valor justo a lo que realmente lo tiene, que triste realidad plagada de intereses personales sin saber que estos intereses pasan al lado de los demás sin importar lo que tengan a su alrededor como una pena, una apuración,  de cualquier forma, les comparto esta pequeña reflexión que realice de un suceso que paso esta semana, espero pueda abonar a detenernos un poco y a ser prudentes en esta vida en nuestro actuar y poder ayudar a los demás:

Discúlpanos joven

Corrían las 20:45 horas del día lunes 8 de diciembre del 2014, recuerdo bien que tenía la prisa de poder llevar a mi novia al doctor que quedaba del otro lado de la ciudad, cuya cita era a las 20:30, al incorporarme a la carretera cual era mi sorpresa una gran cantidad de automóviles en filas, se veían patrullas a lo lejos, un coche en la lateral, una ambulancia y cuerpos de emergencia, recuerdo que lo único que dije fue –ni modo llegaremos tarde y  no voltees- el por qué lo dije fue debido a que no llegaremos al doctor a tiempo eso era un hecho y el no  voltees debido a que ya había visualizado un cuerpo en el asfalto, la policía enviaba a los carros a un solo carril.

Acto seguido al incorpóranos del puente a la cola de vehículos, detrás nuestro pude visualizar dos automóviles, uno se quedo porque algún otro vehículo no lo dejo pasar,  el otro querían pasar a prisa entre nosotros, incluso por la acotación, con mucha insistencia, al estar ventana a ventana, pude ver una cara enojada por el tránsito, con  prisa y de mal modo, venia con las ventanillas abiertas y  pude escuchar cuando ella exclamo al ver el cuerpo –eso le pasa por cruzar la carretera a esta hora-, así es increíble la señora estaba molesta por eso, de seguro le causo un retraso en algún pendiente de menor importancia que le molesto y simplemente no le importo la escena por la cual paso ese joven y así siguió a prisa su camino esquivando carros.

Discúlpanos joven

Discúlpanos joven por ser vulnerables ante  esta situación, y no saber cómo reaccionar;

Discúlpanos joven por no valorar lo que tenemos y que tu perdiste;

Discúlpanos joven porque nuestros intereses a veces nos rebasan a nosotros mismos, sin detenernos a pensar en lo que pueden afectar a los demás;

Discúlpanos joven por no tener idea de lo que es velocidad permitida.;

Discúlpanos joven por no saber lo que es prevención;

Discúlpanos joven por no tener un puente cercano para que puedas atravesar son seguridad;

Discúlpanos joven por no poder elevar una plegaria en ese momento;

Discúlpanos joven por no tener prudencia en estos hechos;

Discúlpanos joven por no poder cubrir tu cuerpo con una manta;

Discúlpanos joven porque  no sabemos darte respeto a lo que viviste en ese momento;

Simplemente  Discúlpanos joven por vivir a prisa.

¿Y tú vives a prisa?

 

Reflexiona y actúa.

Comentarios