Presentación de libro reúne a personalidades

José Sobrevilla

Los temas de seguridad nacional muchas confunde a la población: seguridad pública, privada, interior.

Las voces eran muchas. La presentación de La Seguridad Nacional de México. Hacia una visión integradora, del ingeniero en Ciencias Navales especializado en informática y mando naval, almirante de la Secretaría de Marina-Armada de México, Semar, José Luis Vergara Ibarra, era importante, entre otras cosas, porque seguramente será el próximo titular de ese organismo, se decía. Con esto del inicio de campañas todo sabe a destape. Tal vez por eso la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes estaba repleta. Puntuales, pese a la lluvia, llegaron el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón y Ángel Enrique Sarmiento Beltrán, subsecretario del mismo organismo.

Esquivando las gotas, llegaron también Saúl Juárez Vega, subsecretario de Cultura, la directora del INBA, Lidia Camacho, el jefe del Estado Mayor de Semar, Almirante Luis Gerardo Alcalá Ferráez, el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, el ingeniero y empresario Carlos Peralta Quintero, Héctor Slim Seade, director de Teléfonos de México y miembro del Consejo de Administración de Grupo Inbursa, Alejandro Martí, presidente de México SOS, y Joaquín López-Dóriga.

Moderó el poeta Jaime Labastida, director general de Siglo XXI Editores y ex director de la Academia Mexicana de la Lengua. Entre los presentadores estuvo el doctor en historia contemporánea Leonardo Curzio, conductor del noticiario Así Amanece, de ADN-40.

“¿Pero por qué en Siglo XXI?”, dijo el poeta Labastida: primero, porque al tomar un alto mando de las Fuerzas Armadas la decisión de hablar en estos términos de la seguridad nacional marca un hito y porque, según el autor, quería que su contenido llegara más allá de las Fuerzas Armadas. “El libro es un modelo de previsión para no ser de represión; por eso establece, entre sus variables, los valores, porque sin ellos no hay seguridad nacional”, dijo el hermano del ex candidato presidencial (2000).

El investigador de Jurídicas de la UNAM Juan Nepomuceno Silva Meza, ex presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, inició destacando del autor su papel en el servicio público y en la vida académica: “Su doctorado en defensa y seguridad nacional y como docente de navales en seguridad nacional e informática explican la propuesta de su obra”, dijo Silva Meza.

La presencia de medios fue limitada. En el área reservada sólo estaba canal 22, que luego se esfumó. Muchos espacios quedaron vacíos.

Silva Meza abundó en que los temas de seguridad nacional muchas veces a la población en general y a las autoridades las confunde: seguridad pública, privada, interior, etcétera, y en otras ocasiones se buscan las soluciones donde no hay que buscarlas.

Por su parte, el padre de las encuestas de opinión para elecciones en México, Agustín Basáñez Muñoz, quien fue presidente de la Organización Mundial de Encuestadores y fundador de la revista Este País, hizo una revisión de los capítulos que conforman la obra, destacando dos de sus conclusiones: 1) no existe mejor y más rico recurso para cualquier nación que el humano y sus valores y 2) México está llamado a convertirse en los próximos decenios en una gran potencia. Al agradecer a los presentadores, el autor afirmó que durante las intervenciones recibió un recado estratégico de “seguridad nacional” que decía: “Su corbata moverla a la izquierda”, pero aclaró: “Nosotros los militares estamos para defender la democracia, no para practicarla”. Para la Semar, escribió el secretario de Marina en el prólogo, es un orgullo que él forme parte de la institución, a la que fortalece con su talento.

 

Comentarios