¡Por un Querétaro más de todos!

Adolfo Camacho Esquivel

Existe un tema pendiente para la sociedad de nuestro tiempo cuando se trata de trabajar en la promoción de la tolerancia y el respeto a los derechos humanos. No podemos considerarlo de otra forma cuando siguen existiendo actos violentos donde se atenta contra la vida de personas por diferencias ideológicas, de religión o de pensamiento. Los más recientes acontecimientos en Líbano, Siria y París nos recuerdan que no podemos seguir justificando guerras ni intervenciones cuando se afectan garantías, derechos y vidas de civiles.

Por lo anterior es que hoy queremos expresar nuestra indignación total a la violencia que victimiza a miles de inocentes, no sólo en otras partes del mundo, sino principalmente en nuestro país. Reconocemos que el problema de la intolerancia va más allá de fronteras y banderas porque hoy la violencia es una crisis que está a nivel mundial. En ese sentido, resulta urgente actuar sobre el tema y por ello mismo estamos obligados a privilegiar por sobre todas las cosas la vigencia de los derechos humanos. Por ello hacemos un llamado para que desde las instituciones públicas se combata la violencia en cualquiera que sea su expresión y justificación.

En el Partido de la Revolución Democrática (PRD) sabemos que la violencia atenta contra los derechos humanos, porque es señal de la poca tolerancia y respeto que se tiene hacia las personas que no concuerdan con la forma de pensar. Es por ello que hemos buscado acercarnos a los gobiernos para que se puedan tomar medidas a fin de promover y proteger los derechos de cada individuo y sus libertades fundamentales. Así lo hemos hecho para defender y promover los derechos de la mujer, los jóvenes, los indígenas, los homosexuales y de todas las minorías. Lo hacemos así porque creemos en un México plural, diverso y donde quepan todas las y los mexicanos.

Particularmente estamos convencidos que el derecho a una vida digna, a una alimentación adecuada, a una salud integral, a la educación y a un trabajo digno son fundamentales para que nuestro México pueda construir orden y erradicar el rezago social. No podemos permitir que se falle en estos temas porque de lo contrario se amplía la brecha de diferencias, divisiones y polarizaciones, que es la que genera los conflictos. Por ello es de suma importancia que tomemos conciencia y que estos actos violentos no los empecemos a ver con indiferencia.

Finalmente, sabemos que la empatía e integración social, la no discriminación y el reconocimiento de derechos humanos es una circunstancia que no puede echarse atrás ni dejarse de reconocer. Por eso es que en el PRD de Querétaro estamos trabajando para impulsar el diálogo político porque queremos un Querétaro donde la libertad, el respeto y la tolerancia sean una constante. No podemos seguir perdiendo tiempo en esta cuestión, para transitar hacia una sociedad donde el respeto a los derechos humanos avance hacia el porvenir y bienestar del país y del mundo.

Presidente CEE PRD Querétaro

Facebook: Adolfo Camacho

Twitter: @Camacho_PRD

Comentarios