¡Por fin ganan en casa!

Enrique Guerrero

El Club Querétaro tiene excelente material humano para dar mucho más.

Un triunfo necesario, valioso, que urgía que se lograra en casa para terminar con esa mala racha de siete meses sin ganar en el Corregidora que incluían obviamente las seis anteriores fechas del actual torneo Clausura 2018, por fin fue conquistado por Gallos Blancos.

No fue fácil, pues enfrentaron a un conjunto como el poblano que dirige Enrique Ojitos Meza, bien ordenado, con buen trato de balón y que después de eludir problemas porcentuales con anticipación, aún aspira a colarse entre los invitados a la Liguilla, sólo que ha caído en un bache de tres fechas sin ganar que ahora su labor es trabajar a marchas forzadas para recuperar terreno y no quedarse fuera pues sólo restan por jugarse cuatro jornadas de fase regular.

Gallos vaya que sufrió para hacer morder el polvo a los de la Franja, pues aunque se puso arriba muy temprano con la anotación de Camilo Sanvezzo, no aguantó la presión visitante que los alcanzó y parecía que todo terminaría en una igualada, los dos equipos parecía que se daban por bien servidos, sólo que el brasileño Sanvezzo y compañía recordaron que a su afición ya le debían muchas en casa y tenían qué reivindicarse, por eso este jugador de gran carácter no dejó de luchar y fue él quien asistió a Edson Puch, otro luchador constante en la ofensiva, para que se luciera marcando el de la victoria que supo a “gloria” a Gallos Blancos.

Desde luego no podemos pasar por alto que la zona baja y en general todo el equipo se la rifó para conservar la ventaja a pocos minutos de que terminara el duelo, pero en especial, el arquerazo Tiago Volpi e Hiram Mier, quienes salvaron a los emplumados del empate.

El triunfo, pues, fue buscado y merecido, pero yo insisto que Gallos tiene excelente material humano para dar mucho más y por lo tanto, ya menos presionados por el tema porcentual porque matemáticamente aún no se salvan pero están a nada de lograrlo, pueden explotar todo su potencial en las últimas cuatro fechas del torneo y también colarse entre los ochos invitados a la Fiesta Grande, inclusive podrían llegar a ésta bien embalados que los haría más peligrosos para cualquiera.

De hecho,  Luis Fernando Tena el Flaco de Oro —de oro olímpico— a quien enviamos nuestro más sentido pésame por el sensible fallecimiento de su señora madre Amelia Garduño de Tena, ha reiterado que cuenta con un equipo solidario, unido, que lucha por mejorar, por agradar a su gente y eso lo tiene contento, no satisfecho porque sabe que puede dar mucho más y que para lograrlo, siente que ha llegado el momento de que actúen con mayor libertad y que su funcionamiento permita que veamos la otra cara de Gallos Blancos.

Esto es, que en la recta final del campeonato vayan por todos los puntos en disputa para conseguir la calificación. El mismo Tena ya lo dijo: “tenemos que ver hacia arriba y jugar con más soltura pensando en calificar” y no está muy lejos de la realidad, pues un punto los separa de entrar a zona de calificación, por ello fue doblemente valioso vencer al Puebla, además de la caída de Tijuana y el empate de Pumas, apretó esa parte de la tabla, haciéndola más interesante pues junto con Necaxa, los Gallos están en la pelea por avanzar.

Ahora bien,  los cuatro juegos que enfrentarán en este cierre, no serán nada sencillos; tres de éstos serán fuera de su gallinero donde les debe motivar que han logrado la mayoría de sus unidades, son dos salidas consecutivas inmediatas, ante Santos este domingo y posteriormente contra el Atlas, para enseguida regresar a casa para hacerle los honores al Pachuca y concluir la fase regular visitando a Pumas.

En la tabla general Gallos es onceavo lugar con 16 unidades empatado con los rayos necaxistas, mientras que en la porcentual es 15 con un cociente de  1.1429, le siguen Atlas con 1.1327, Lobos con 1.0667 y Veracruz con 1.0510; todo indica que dadas las circunstancias entre poblanos y jarochos estará la lucha final por no descender, aunque no deben estar tan preocupados, pues en la división de ascenso parece que entre Mineros y Alebrijes podría surgirá el nuevo campeón, pero ninguno de los dos cumple con los requisitos para ascender y por lo tanto, Lobos o Veracruz, pagando una “lanota” al que ascienda y por supuesto a la Liga y Femexfut, conservará la categoría, ya saben los “negocios” de la gente de pantalón largo.

Hasta la próxima.

Comentarios