Plan maestro pluvial

José Alfredo Zepeda Garrido

Hace seis años un grupo de profesores de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) se comprometieron en preparar el Plan Maestro Pluvial para la Zona Metropolitana de Querétaro (ZMQ), el cual fue concluido dos años después. Ahora todo parece indicar la necesidad de su pronta actualización, lo cual se ha visto estimulado por las recientes inundaciones que han afectado a nuestra ciudad y que ha conducido a medidas urgentes para mitigar los daños de estos eventos; así ha sucedido para el dren Cimatario I y para el dren El Arenal, para los que se están llevando a cabo diversas acciones.

Para ambos drenes se han ordenado recursos y acciones por parte del gobernador, Lic. José Eduardo Calzada Rovirosa y del presidente municipal de Querétaro, Lic. Roberto Loyola Vera. Para el dren El Arenal destacan las indicaciones que ha girado el gobernador, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas.

A su vez, autoridades de los tres órdenes de gobierno han estado llevando a cabo medidas preventivas y administrando, de la mejor manera posible, los controles de presas y bordos, sobre todo las que son reguladoras, es decir, las que están relacionadas con el control de avenidas para evitar inundaciones. También se ha considerado la construcción de una nueva presa para mitigar las exigencias sobre el dren El Arenal y disminuir las posibilidades de inundación en Jurica y Juriquilla.

Se ha estado insistiendo, en el tema del agua en Querétaro, sobre la importancia de realizar un modelo integral que permita la mejor toma de decisiones, administrando el desarrollo urbano y la infraestructura hidráulica, tomando en consideración los programas de ordenamiento territorial y ecológico, entre otros factores relevantes.

Una de las primeras etapas de este modelo debe consistir en integrar información fidedigna. Se tendrá que invertir en ello, tal es el conocimiento de la topografía en detalle de la Cuenca Lerma Santiago que en Querétaro abarca cerca de 2 mil 300 Km2. Las técnicas a utilizar deben ser tecnología Lidar e Interferometría Satelital. Hace años que el INEGI llevó a cabo levantamientos con tecnología Lidar en algunas regiones de nuestro país; a Querétaro no le tocó, sería muy conveniente que el INEGI retomara la labor de aplicar la tecnología Lidar para nuestro territorio estatal.

Lidar es un acrónimo del inglés Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging, se trata de una tecnología que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz láser pulsado. Al igual que ocurre con la tecnología radar, donde se utilizan ondas de radio en vez de luz, la distancia al objeto se determina midiendo el tiempo de retraso entre la emisión del pulso y su detección a través de la señal reflejada. La tecnología Lidar tiene, en general, aplicaciones en geología, sismología y física de la atmósfera.

Es necesario que se sumen esfuerzos para lograr la información fidedigna y con la precisión requerida en materia de topografía y de conocimiento de la variación de los niveles de la superficie del suelo del valle de Querétaro; se tiene que desarrollar la hidrología de superficie y la subterránea, así como el estudio de la calidad del agua.

En cuanto a geohidrología, tanto la UAQ como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en su campus Juriquilla, tienen buenos antecedentes de investigación realizada para Querétaro; desde hace más de veinte años para la primera, y desde hace diez años para la segunda, lo que incluye investigaciones geotécnicas. Los laboratorios de la UAQ serían de gran apoyo en el estudio de la calidad del agua, así como en propuestas de remediación de aguas residuales. Entre los productos del modelo, estaría la identificación y caracterización de zonas de riesgo, el modelo tendrá que ser dinámico.

 

Procurador del Medio Ambiente

Comentarios