Pásele Güerita

Benny Cisnel

Existen  muchos mercados en la ciudad de Querétaro, algunos en el primer cuadro de la ciudad tal vez los más conocidos o populares, en la actualidad mucha gente aun abastece sus despensas en los tradicionales mercados, tal vez por tradición, en otros casos solo  por buscar precios bajos

y frescura. A pesar de la gran presencia de las famosas tiendas departamentales llamados Supermercados, de diferentes orígenes del país o hasta del extranjero y que nos bombardean con una infinidad de promociones y facilidades de pago con el único afán de que sean tu única opción de compra y que te endrogues con el pago de algún electrodoméstico o en más fácil de los casos llenarte de puntos electrónicos que sabrá Dios si es una realidad de un buen aprovechamiento o puro meneo de dinero.

Podemos ir al “Súper” a comprar la “despensa”, ir a algún “mercado” a comprar nuestro “mandado”, pero ir al Mercado de la “Presidentes” es una Experiencia que para disfrutarla  solo se tiene que vivir.

“Mercado 1ro de Agosto” es el nombre original con el que se inauguró en el mes de Julio del año 1994 está más vigente construcción ya que tenía un origen en unas calles aledañas donde su antigüedad rebasaría ya las 3 décadas.

El mercado de la “Presidentes” llamado así, por el lugar de su ubicación, cuenta con todos los comercios que un ama de casa puede llegar a necesitar para cubrir con toda la demanda de artículos tanto de limpieza, despensa, carnes, frutas y legumbres con las que puede sustentar a su familia por el resto de la semana. Pero sin lugar a duda lo que hace característico a este mercado son sus comercios de comida que hacen una representación de la gastronomía mexicana de la forma más sutil y deliciosa.

Desde muy temprana hora las cazuelas comienzan a hervir para recibir a todos sus clientes que seguramente harán de su desayuno o almuerzo el mejor comienzo de sus días disfrutando desde unos ya clásicos tamales, ya sean tradicionales o fritos, acompañados de su respectivo atole. Si ya la idea es almorzar algo mas sustanciosos puedes disfrutar de  unos huaraches o sopes que te los sirven con una variedad de guisos pero eso si cuidado con las salsas porque si pican, si tu tirada es curarte una cruda o alivianarte de una buena desvelada que les parece un consomé de barbacoa o un un Menudo acompañado de sus tacos de montalayo o barbacoa. También podemos encontrar los ya típicos  tacos de guisados, carnitas queretanas o para paladares más selectos unos tacos de chicharrón de res.

Pero sin lugar a dudas lo que más distingue a este conocido lugar es su peculiar tianguis, este mercado rodante que se ubica en lo que vendría siendo la zona del estacionamiento del mercado, en donde ya es una tradición, únicamente los días martes y sábado desde muy temprana hora, en donde encontraras cualquier variedad de artículos de segunda mano, muebles, herramientas, ropa de todas las tallas marcas y precios, zapatos, antigüedades, y si corres con suerte hasta el celular que perdiste en días pasados ahí lo puedes encontrar , eso sí a un nada “regateable” precio.

Pero también como parte de este tianguis puedes encontrar una variedad de alimentos preparados y sin preparar que harán de tu visita una experiencia que solo en este Mercado se puede lograr, encontraras desde raspados de sabores, tacos de canasta, mesa de postres, quesadillas, gorditas, y sus ya tradicionales mariscos que van desde una tostada de ceviche hasta una mojarra frita, que para los que gustan de estos manjares no dudan en hacer una pausa en su recorrido para disfrutar de estas deliciosas expresiones de la gastronomía popular mexicana.

Así que ya no hay pretexto si ya has visitado este lugar podrás coincidir en algunos puntos que acabo de mencionar y si todavía no  lo visitas no tardes tanto porque aquí si aplica el dicho de que vale más una imagen que mi palabras. El Mercado de la Presidentes es una de las máximas expresiones de la vida y comercio coloquial, reflejo más puro de nuestra sociedad y representatividad de nuestra gastronomía queretana. Sin dudarlo es uno de los Mercados que aunque es muy joven, está lleno de tradición, color y  sabor. 

Comentarios