Para el campo queretano

Luis Vázquez Villalón

Antes que desglosar las formas en las que se puede alcanzar la popularización de la organización rural y comencemos a vislumbrar los requisitos para que el campo los establezca, me parece relevante mencionar la importancia que esto tiene para los productores en lo particular y para la economía del país y la región en lo general.

Al triunfar la Revolución Mexicana e imponer una de sus grandes premisas en el máximo ordenamiento jurídico de nuestro país, la Constitución, asumió que la mejor forma de resolver el problema agrario era dividiendo (o “repartiendo”) la propiedad entre muchas personas, creando la pequeña propiedad.

Sin embargo esto trae consigo la debilidad del pequeño productor, ante la fortaleza del gran distribuidor que tiene el poder suficiente para decidir si sus productos son colocados en el mercado o son ignorados por el mismo.

Para solucionar este nuevo problema, el legislador ideó la organización rural, de tal suerte que los productores, organizados y unidos por una misma causa, tuvieran el tamaño suficiente para negociar con las grandes comercializadoras en un plano de igualdad que evitara abusos de cualquiera de las partes.

Por todo lo anterior, es de fundamental importancia que los ejidatarios del país conozcan estas formas de asociación y las utilicen, no sólo para defender sus derechos, sino para hacer que los productos mexicanos tengan un precio digno y que la industria del país sea competitiva a nivel internacional.

Para lograr todo lo expuesto, encuentro que el objetivo se puede alcanzar mediante una estrategia que trabaje por tres vías principales: la educación de los involucrados, su conectividad y el acercamiento de los servicios jurídicos para consolidar los acuerdos logrados.

A continuación, actividades específicas para cada área de la estrategia.

• Sistemas de educación que fomenten el conocimiento de las posibilidades de asociación ofrecidas. Esto se puede lograr siguiendo estas actividades:

-Hacer consciente a la población meta de la posibilidad de defensa de su interés que podrán ejercer si están asociados.

-Participación de los miembros de la procuraduría agraria en las asambleas ejidales, con la finalidad de exponer y explicar estas figuras y sus ventajas.

-Emplear los edificios de las escuelas ejidales para impartir materiales afines del derecho agrario que permitan a los niños de la comunidad conocer las herramientas y figuras de asociación con las que cuentan.

-Buscar nuevos horizontes de educación, como la que se hace a distancia, y generar el contenido necesario para que los miembros de la comunidad estén informados con respecto de las formas de asociación y sus requisitos.

-Crear material explicativo como folletos y publicaciones; distribuirlos entre los núcleos ejidales y sus vecinos.

• La creación de eventos de la rama agropecuaria de la industria especializados en el sector ejidal, organizados por la Sagarpa.

-Creación (o publicación) de bases de datos que comprendan a todos los sujetos que son susceptibles de pertenecer a esta clase de asociaciones y sus datos de contacto.

• El acercamiento de los servicios jurídicos necesarios para la correcta constitución de estas figuras de asociación.

El Bufete Jurídico Gratuito de la UAQ también apoya al campo queretano, orientando a su población, al estar en contacto con su realidad de acuerdo con las reformas agrarias de México.

Estudiante de la Facultad de Contaduría de la UAQ. @lui_uni

Comentarios