Padres perjudicados por la impunidad

16/06/2019
07:05
-A +A

La falta de procuración de justicia en México y Querétaro, la impunidad, así como las decisiones y omisiones de distintos niveles de gobierno en la historia reciente, han dejado a cientos de familias sin motivos para festejar el Día del Padre –hoy tercer domingo de junio—, ya sea por la ausencia del papá o porque lo han perjudicado en vida. Además, la extralimitación de funciones de quienes han tenido responsabilidades públicas en este país, dos de ellos personajes que hoy critican —sin calidad ni estatura moral— desde la oposición, también ha perjudicado a miles de padres de familia.

Empecemos por Querétaro. La impunidad ha perjudicado por más de 14 años a José Luis Hernández Guerrero, padre de Marco Antonio Hernández Galván, “el “Kikín”. El homicidio del joven queretano, ocurrido la madrugada del 27 de noviembre de 2004, sigue sin aclararse ni hay culpables ni sanciones penales por el crimen. Las autoridades de justicia de ese entonces, encabezadas por Juan Martín Granados Torres, procurador en el sexenio de Francisco Garrido y actual Secretario de Gobierno con Domínguez Servién, incumplieron su labor, y provocaron un calvario al padre y la familia de la víctima.

La sombra de la impunidad persigue desde inicios de 2005 este caso. La memoria y la indignación social en Querétaro perduran en el homicidio de un joven asesinado por el conductor de una camioneta BMW X-5 negra. Los gobiernos de José Calzada, Jorge López Portillo y de Francisco Domínguez fueron o han sido incapaces de procurar justicia respecto al homicidio.

Recientemente, otro caso ha indignado en Querétaro: la muerte de un hombre transgénero que fue localizado sin vida y cuyo cuerpo está en instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), como bien reportó y consignó el periodista Domingo Valdez en las páginas de este medio. El hombre asesinado era padre de un bebé, según han reportado organizaciones y colectivos a favor de la diversidad sexual y otro que luchan contra las desapariciones de personas. Este es un caso en el que deberían poner atención y tratar de resolverlo, sin prejuicios ni estigmas morales, la Fiscalía a cargo de Alejandro Echeverría y las autoridades de justicia.

En el Querétaro donde según el discurso oficial “no pasa nada” o existe seguridad, hay decenas de casos como el del señor José Luis –padres que viven un calvario cortesía de las autoridades de justicia- o de hombres padres de familia que han sido asesinados en el estado y cuyos crímenes permanecen sin aclararse y sin castigo a los responsables. Varios de los homicidios también tienen el sello del odio o la intolerancia a la diversidad sexual. La inseguridad pública que se vive en Querétaro tiene como una muestra, la cantidad de hombres padres de familia que han perdido la vida en los cientos de homicidios ocurridos, sobre todo desde octubre de 2015, y que persiguen al gobernador Francisco Domínguez y al alcalde Luis Bernardo Nava, como anteriormente se ha publicado en este espacio. Por mencionar solo un ejemplo, el jueves otro hombre padre de familia fue asesinado a balazos en la colonia Lomas de Casa Blanca, además de homicidios ocurridos lo mismo en la colonia San Javier, como en fraccionamientos y zonas de la periferia.

Calderón y Lozano, culpables de mandar a la calle a miles de padres de familia. La historia política reciente de este país nos ha mostrado casos donde sin el mínimo decoro, vergüenza o disculpa públicos, hombres con poder de decisión han perjudicado a miles de padres de familia. Un ejemplo sucedió el 11 de octubre de 2009, cortesía de los entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa y Secretario del Trabajo federal, Javier Lozano Alarcón. Mediante un decreto presidencial dejaron sin empleo a 44 mil trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LFC). Con una firma, mandaron a la calle a 44 mil hombres, y otros miles más.

Tantita m.. emoria deberían tener hoy que están en la oposición, cuando tuitean y critican al mínimo pretexto y a veces con fake news, decisiones a nivel federal. Ya que se mencionan a estos personajes, en el tintero quedan ideas para un futuro artículo denominado “padres de principales tragedias y saqueos al erario del país”.

Comentarios