Otra derrota de Gallos Blancos, cuantas más?

Juan Carlos Aranáz Perezgil

Lluvia, penales dudosos, lesiones, falta de contundencia... en fin, a este paso parece que jornada tras jornada van a existir pretextos y justificaciones al mal paso del equipo Gallos Blancos, la mayoría sin argumentos reales.

Una vez más, como ya es una triste costumbre en los dos últimos años, la escuadra queretana perdió en el Estadio Corregidora. Si bien por momentos, el equipo se ve con los tamaños necesarios para conseguir más, la realidad es que difícilmente se puede creer o de plano soñar, con que este "barco" enderece el camino.

Si bien los elementos del plantel queretano, nombre por nombre y hombre por nombre, poseen gran calidad en la mayoría de sus elementos, simplemente algo está dejando de pasar, alguien está muy lejos de transmitir lo mas mínimo y elemental para, que en el terreno de juego se trascienda. Mas allá del trabajo diario, que se realiza durante la semana, como cualquier equipo de futbol profesional, lo que se ve desde la banca, es claro: no transmite.

Brazos cruzados, rostro de preocupación, manos en los bolsillos, es lo que se ve cada partido dentro del áreatécnica; en la cancha una idea futbolística inexistente y ausente, que en los partidos recientes, ha desembocado en experimentos y cambios de posiciones, que hacen evidente la desesperación; experimentos que han terminado por demostrar, que este - con más pena que gloria -proyecto deportivo, está totalmente agotado.

Es indudable que los hombres, tanto en el campo de juego, en el banquillo o en los mismos escritorios de un equipo de futbol, nunca estarán por encima de la propia institución y mucho menos de su afición; muchos -los menos-  dejan un legado y una huella imborrable, que sin duda hacen crecer y trascender a la misma instituciónasítambién, hay quienes causan daños que pueden ser irreversibles; aunque generalmente son de manera involuntaria, motivados en su mayoría, por la propia falta de capacidad, misma que ocasiona que ellos mismos sean los últimos en darse cuenta de sus propias limitaciones.

Confiamos en que esta complicada situación, este siendo valorada por el Presidente Deportivo Joaquín Beltrán, quien ha desarrollado una trayectoria intachable en el futbol mexicano; conocemos al "Capi" dentro y fuera de la cancha, por lo que no dudamos que si se le permite realizar su trabajo libremente, dará los resultados deportivos que esta afición -a quien conoce perfectamente - espera y merece.

Las veladoras de esta afición, tan hambrienta de buenos resultados que deriven en la calificación a una liguilla en búsqueda del soñado título de liga, poco a poco se van consumiendo, sin dar en estos momentos, una luz de esperanza.

La Frase.

" No hay grandeza, sin ética " Jorge Valdano.

Twitter: @jc_aranaz

Comentarios