18 / junio / 2021 | 00:48 hrs.

Organización permanente

Francisco Domínguez Servién

Con respecto a las elecciones del pasado 18 de mayo en las que elegimos a la nueva dirigencia nacional de nuestro partido, el Partido Acción Nacional, e independientemente de los resultados que éstas arrojan, es fundamental que los militantes recordemos los motivos fundacionales de nuestro instituto.

Al hacerlo, reafirmaremos nuestra convicción de integrar una organización permanente, con una doctrina y con una filosofía política y social por defender desde cada una de nuestras trincheras.

Como bien supo clarificarlo Carlos Castillo Peraza (q.e.p.d.) en Doctrina, ideología y comunicación, revista Palabra 25, México, 1993, Págs. 29-32; la diferencia entre una doctrina y una ideología es que aquélla es un punto de referencia fijo, un sistema de proposiciones sobre algún tema con el propósito de que sea enseñado, mientras lo ideológico es nuestra interpretación de dicha doctrina para dar una respuesta a un problema práctico, es decir, está un escalón por debajo y es ahí, donde unos y otros tenemos sanas diferencias y, en ocasiones, acaloradas discusiones propias de nuestra vida democrática.

Por ello, es relevante hacer un llamado puntual a todos los militantes sin distingo a que nos renovemos permanentemente desde nuestra doctrina; sólo así entenderemos que no somos un partido de elecciones, de oportunismos ni de temporalidades.

Nuestra declaración de principios fue hecha, precisamente, para traspasar las barreras del egoísmo y de las posiciones o ideas irreconciliables; está sustentada en valores superiores y permanentes que le dan claridad y sentido a nuestra acción política permanente.

Tratemos de abstraernos a las exigencias del momento, miremos a las mujeres y a los jóvenes entusiastas que día con día se suman a nuestra causa y seamos capaces de transmitirles los conceptos fundamentales de la persona, de la sociedad, de la nación y del bien común como punto de apoyo cierto y eficaz para su desarrollo como panistas.

Considero que ese es nuestro deber y ese será el camino de la unidad que verdaderamente nos lleve a construir ciudadanía, esa ciudadanía compuesta por mujeres y hombres libres que fue, es y seguirá siendo siempre el motor de un México más humano, más libre y más próspero para todos.

Somos un solo PAN.

Senador por Querétaro

Comentarios