15 / junio / 2021 | 08:31 hrs.

¡Obligado, Brasil!

Ana Patricia Fernández

Bien dicen por ahí que no hay día que no llegue ni plazo que no se cumpla. Finalmente, después de cuatro largos años de espera el mundial está aquí, al alcance de nuestras manos y para deleite de nuestros ojos. Al fin la fiesta más grande del fútbol ha comenzado.

¿Quién mejor que Brasil para recibir la copa del mundo?
El máximo ganador de la justa mundialista está de manteles largos, no solo porque, como cada cuatro años, es amplio candidato a llevarse la copa más deseada, esa que está hecha de oro de 18 quilates de oro con una base de malaquita, y representa a dos figuras humanas sosteniendo a la Tierra, sino que además, es anfitrión con todo y manifestaciones y problemas sociales.

Hoy los ojos del mundo están puestos en la gran casa de la selva Amazonica, en uno de los países más ricos en cuento a diversidad natural se refiere.

LA BIENVENIDA
Aunque sencilla, la inauguración del mundial fue muy enfática en el mensaje que quiso emitir. Resaltar los tres tesoros más preciados que tiene el país sudamericano: Su riqueza natural, su riqueza cultural y, por supuesto, el futbol.

Mujeres espectaculares que bailaban al ritmo de la samba en el césped cubierto de una especie de fibra que protegía celosamente el césped del Arena Corinthians en Sao Paulo y, finalmente, un niño parapléjico quien tuvo la oportunidad de dar la patada inaugural.

CALENTANDO MOTORES.
¿Qué mejor manera de demostrarle al mundo que eres el rey del balón que iniciando con un triunfo? Primer partido: Primer triunfo. Ayer el Scratch Du Oro se adjudicó sus primeros tres puntos y avanzó un pasito hacia lo que debe ser su primordial objetivo: Ganar el mundial de la mano de su gran figura: Neymar. El fichaje bomba del Barcelona hace un año y el encargado de cargarse al equipo en hombros para llevarlos al éxito.

Por su parte Croacia demostró ser un rival aguerrido, un rival que buscó hasta el último minuto arrebatarle un punto al gran anfitrión y demostró que no será rival nada fácil para México, que debuta hoy ante Camerún, a las 11:30 horas.

MÉXICO EN EL MUNDO.
Como cada mundial, miles de aficionados mexicanos emprenden un viaje largo para seguir a la selección mexicana de futbol. Desde el 12 de junio hasta el 13 de julio ni el trabajo, ni la familia, ni las preocupaciones de la vida cotidiana importan. Y para muestra un botón…alrededor de 20 mil mexicanos estarán hoy apoyando al tricolor en tierras mundialistas.

Personalmente, en cuanto a lo deportivo únicamente me han dejado sorprendida dos cosas. Una: El gran ídolo de hace unos cuantos meses atrás: Javier Hernández tendrá que ver, al menos el primer partido, desde la banca. El jugador que hizo que valiera la pena la participación de México en Sudáfrica 2010 ya no es necesario en el 11 titular, al menos en el 11 del Piojo.

Segunda: Guillermo Ochoa será quien resguarde el arco. Sin duda alguna, los tres arqueros que fueron a Brasil: Talavera, Corona y Ochoa están en su mejor momento, pero a final de cuentas Guillermo Ochoa terminó ganándoles la partida a sus compañeros por un mínimo margen. El jugar en Europa y están en repetidas ocasiones en el 11 ideal de la liga francesa le ha valido para jugar su primer mundial, luego de asistir a dos más en el pasado y conocer únicamente la banca.

¡GRACIAS, BRASIL!
Por volver a encender la fiebre mundialista, por ser parte fundamental para escribir una nueva historia, gracias por tu esfuerzo, por recibir al mundo, pero sobretodo, por recordarnos la magia que puede producir el “simple” rodar del balón.

Comentarios