La participación del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en lo referente a la Reforma Energética sin duda es de trascendencia histórica, ya que queremos que se impulse la economía, la industria y desde luego el empleo; esto es, que el petróleo se convierta en ese eje de riqueza para todos los mexicanos, en su motor para lograr un desarrollo pleno.

Nuestro estado presenta múltiples áreas de oportunidad y la visión de largo alcance es nuestra apuesta a fin de lograr ese objetivo: Querétaro necesita impulsar nuevos motores de desarrollo, contar con mejores condiciones para ser más competitivos y más productivos.

En los barrios, colonias, mercados y escuelas me comparten una premisa común: “pensar siempre en la gente”. Por ello esta reforma fundamental tiene que aterrizar en los bolsillos, en la mesa de los ciudadanos; de no ser así, de nada servirá.

Tenemos que reducir de manera significativa los costos de la energía y del gas para que la industria queretana, y de todo el país, produzca más, genere más empleos y pague mejores salarios; si los costos bajan, se presentarán más oportunidades laborales.

Nuestro campo tiene que volver a ser orgullo para la nación, nuestros campesinos requieren de nuestra voluntad y sensibilidad; tenemos el objetivo claro de volver a producir fertilizantes, mirar mucho más lejos y ser capaces de producir lo que comemos.

En este sentido, el Fondo Mexicano del Petróleo es una de las aportaciones más importantes a la Reforma Energética.

A fin de no afectar la Ley de Ingresos, se plantea que Pemex quede con 4.7% del Producto Interno Bruto; los recursos excedentes generados por una mayor producción se destinarán a gasto de inversión con grandes beneficios para el desarrollo del país, que se reflejarán en el mediano plazo.

Por ejemplo, planteamos que 10 por ciento de dicho Fondo sea utilizado para becas de estudiantes universitarios y de maestrías; otro 10 por ciento se destine a una pensión universal y 30 por ciento a Pemex, si es que presenta un portafolio de tecnología e innovación.

En el marco de un debate respetuoso y de un diálogo permanente que antepone el bien de la nación, trabajamos para responder al mandato ciudadano: construir un México libre que recorra el camino de los acuerdos que lleva al bien común; en ello nos enfocamos y estamos muy cerca de lograrlo.

 

Senador, ex presidente municipal de Querétaro

Comentarios