Ni sexo, ni cariño, ni nada

Rocío Ruiz

Buenas tardes Rocío, me atrevo a escribirle porque estoy muy triste y angustiada. Mi nombre es Alma y tengo 52 años...

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga.

Pregunta:

Buenas tardes, Rocío. Me atrevo a escribirle porque estoy muy triste y angustiada. Mi nombre es Alma tengo 52 años. Hace alrededor de 5 años empecé a tener problemas con mi menstruación, a veces pasan meses y no me baja, otras me viene el sangrado muy abundante. Eso lo trato de llevar de la mejor forma, el problema es que más o menos es el periodo en que mi esposo y yo comenzamos a tener muchas dificultades para tener relaciones sexuales.

Uno de los problemas es que a mí ya no se me antoja, y luego cuando tengo un poco de ganas estoy muy seca, no lubrico y mi esposo se siente mal porque él piensa que ya no me gusta, lo que a su vez provoca que ya no se excite y pierde la erección. Es un círculo vicioso. Muchas veces me acuerdo de esos momentos y mejor ni lo intento.

Sé que estoy en una etapa de la vida muy triste y voy para abajo. Pero no quiero perder a mi compañero él es bueno para mí. A veces estoy insoportable, me acaloro todo el tiempo, me enojo mucho y ni yo misma me aguanto. Él siempre me comprende y me deja con mis achaques, me siento ansiosa porque pienso que ya no le doy ni sexo, ni cariño ni nada. Siento que él me puede dejar de querer en cualquier momento.

Respuesta:

Gracias por tu confianza, Alma, quiero decirte que comprendo perfectamente tu desesperación y tristeza. Este problema es multifactorial. Empezando porque los medios de comunicación nos saturan de información donde estar bien, feliz y guapa es sólo para la juventud. Entonces cuando llegamos a la edad que tú tienes se nos viene el mundo encima. Los comerciales para la edad en que tú te encuentras, son de multivitamínicos, con los cuales presuntamente vas a recuperar la vitalidad de la juventud, además de tintes, cremas, todo para pertenecer más tiempo en esta etapa. ¿Que nos están diciendo subliminalmente? Que es malo envejecer, que tenemos que hacer cualquier cosa para no pasar a la siguiente etapa. Por eso la tristeza, la angustia y la desesperación, cuando ya sabes que llegaste y no puedes hacer nada para retroceder el tiempo.

Primero, por favor no hagas caso de eso, todas las etapas en la vida tienen sus pros y sus contras. Ahora sólo ves sus contras. Estás en la etapa del climaterio y si hay muchas cosas que has perdido, como la lubricación y las ganas de sexo, entre otras. Existen muchos estudios que mencionan que mientras más relaciones sexuales mantengas, permanecerás con mejor lubricación y con más ganas de sexo. Es importante que se resignifiquen como pareja. Eres una mujer muy afortunada en tener a tu lado a un hombre como él, comprensivo y paciente, sólo aclárale que el deseo no te descendió porque ya no te gusta. Vale la pena comenzar una nueva relación con él. Comiencen por llamarse cariñosamente de una forma diferente (guapo, rica, etc.) Cómprate un dildo o consolador para clítoris. Úsalo siempre que quieras, ya sea sola o con tu compañero, eso, sin duda, ayudará a la lubricación, también hay lubricantes que venden en los sex-shop con texturas deliciosas. Por último, existen medicamentos (tratamientos hormonales) a base de geles, cremas o parches, para aumentar el libido y la lubricación. Asesórate de un buen médico. Cómprate ropa sexy de seda o de satín, eso nos hace sentir muy cachondas y a los hombres les encanta. Váyanse de vacaciones a lugares que antes no hayan visitado, siempre existe algo de aventura, novedad y excitación.

En esta etapa, como en todas, hacer equipo con la pareja y cambiar nuestra percepción de la realidad es la mejor solución a todos los problemas. Que te encuentres en esta etapa no significa que no puedas ser ni sentirte sexy. Créetelo por favor.

[email protected]

Comentarios