Ni picha, ni cacha ni deja batear

Guillermo Tamborrel

Desgraciadamente los resentimientos, los prejuicios y el enorme afán protagónico del gobierno de la cuarta transformación le acaba de asestar otro duro golpe a las y los mexicanos más vulnerables.

Ya hemos visto cómo el gobierno federal eliminó las subastas de energías limpias cuando el mismo no tiene la capacidad para invertir y generar la energía limpia que México necesita. También vimos cómo restringió la exploración para detectar y explotar petróleo en aguas profundas cuando no tiene ni la tecnología ni los recursos para hacerlo directamente. En el rubro de la salud también vimos cómo impidió que otras instituciones, inclusive gobiernos estatales, pudiesen adquirir la vacuna contra el Covid19 o el hacerse de otros muchos medicamentos y tampoco se los suministró en tiempo y forma.

Así, con esa actitud de: “No lo hago yo, ni dejo que alguien más lo haga”, la semana pasada el grupo mayoritario de diputados de Morena y sus aliados votaron la llamada “miscelánea fiscal” y entre las muchas barbaridades que aprobaron, es limitar la deducibilidad de los donativos que pudieran recibir las organizaciones de la sociedad civil (OSC). No solo les restringen el acceso de recursos, también envían un mensaje a los posibles donadores de que el SAT estará muy pendiente de quiénes y cuánto donan, atención que nadie quisiera tener.

No sobra recordar que con esa ya méndiga “austeridad republicana”, con la que dicen conducirse y que en la práctica solo sirve para hacerse de más dinero para sus programas electoreros o sus absurdos proyectos faraónicos, prácticamente eliminaron todo apoyo gubernamental a las OSC.

Es innegable que el gobierno NO PUEDE SOLO en muchos rubros  y entre ellos: medio ambiente, educación, salud, atención a migrantes, atención a personas con discapacidad...  y que por lo tanto requiere de la sociedad civil organizada para atenderlos. 

Un ejemplo son los tratamientos contra el cáncer en menores. Desde hace 3 años el gobierno –escondido en una supuesta lucha contra la corrupción— no les suministra las muy necesarias quimioterapias. Ello ha obligado a los padres a buscar apoyo en las organizaciones de la sociedad civil como es AMANC y muchas más. Y ahora el gobierno de la 4T les restringe el apoyo de las y los contribuyentes. Es decir, el gobierno no atiende a los menores con cáncer y ahora le pone trabas a las OSC que sí los atienden.

En suma, este gobierno de la 4T ni picha ni cacha ni deja batear.

Fuente de los Deseos: Ojalá las y los Senadores de Morena reaccionen y abran los ojos y corazón y rechacen lo aprobado en Cámara de Diputados, ojalá se den cuenta que lejos de limitar a las OSC es necesario fortalecerlas. Ojalá que seamos millones los contribuyentes que donemos más recursos a las OSC aun y cuando no las podamos deducir en su totalidad. 

Comisionado del CECA

Comentarios