Ni pagando 120 millones, está salvado el Veracruz

El tema de los Tiburones Rojos está sentenciado. ​​​​​​​Es extremadamente complejo que se mantengan en la Liga MX y todo se deriva a la aplicación del Artículo 23 de su reglamento de competencia
17/04/2019
08:19
-A +A

El tema de los Tiburones Rojos está sentenciado.

Es extremadamente complejo que se mantengan en la Liga MX y todo se deriva a la aplicación del Artículo 23 de su reglamento de competencia, que dice: “El Club que resulte campeón de Ascenso MX en la temporada 2018-19 ascenderá a la Liga MX, siempre y cuando cumpla con los requisitos que establecen el Reglamento de Afiliación, Nombre y Sede, el Reglamento General de Competencia, el Reglamento Interno de la Liga MX, así como el presente ordenamiento, especialmente en lo relacionado con el aforo, la infraestructura, la información y documentación financiera, sobre todo lo relacionado al origen y transparencia de los recursos y su estabilidad económica, y así como la obligación de participar desde su primera temporada con las categorías Sub-20, Sub-17, Sub-15, Sub-13 y Liga Femenil.

En caso de que el club de Ascenso MX que obtenga el campeonato de la temporada 2018-19 sea no certificado, el de Liga MX que descendió tendrá la opción de mantenerse en la División ejerciendo el derecho de aportar 120 millones de pesos, mismos que serán distribuidos de la siguiente manera:

60 millones de pesos serán entregados al club no certificado que obtuvo el campeonato de la temporada 2018-19, para que sean invertidos en las mejoras y adecuaciones que requiere para poder obtener la certificación. 60 millones de pesos serán depositados en la Liga MX para el desarrollo y ejecución de diversos proyectos destinados a aumentar la calidad”.

Hay más en el artículo en cuestión: “En caso de que el club que descienda no esté interesado en ejercer la opción de la aportación económica, o no cumple con el resto de los requisitos aplicables, o hacerlo pone en riesgo su estabilidad financiera, así como la estabilidad de la competencia, el certificado de afiliación del lugar 18 dentro de la Liga MX será depositado en la Liga, y los 120 millones de pesos serán aportados por los 17 clubes que se mantienen en la División con cargo a la cuenta corriente, debiendo realizarse la distribución de los recursos en la forma que señala el segundo párrafo del presente artículo”.

Es decir, los Tiburones Rojos están a expensas de que, de los ocho que disputan la Liguilla del Ascenso, no sea campeón uno que tiene certificación; es decir, San Luis, Cimarrones, Dorados, Zacatecas, Zacatepec y Alebrijes. Solamente Venados y Celaya no tienen derecho a ascender. San Luis, con ser campeón del Clausura 2019, asegura su ascenso por ser el monarca del Apertura 2018.

Por si no fuera suficiente, no hay en algún reglamento algo sobre la posible ampliación de la Liga MX a 20 equipos, concepto que se manejó por parte del presidente Enrique Bonilla, pero nunca lo pusieron por escrito; es decir, es un pacto de caballeros que se puede romper.

No está fácil para Fidel Kuri librar la “guerra” en su contra. Además de este importante artículo del reglamento, el que ya se anunciara que Santos demandará por las vías pertinentes sobre las declaraciones del dueño de los Tiburones, quiere decir que esto está finiquitado.

Parece que Kuri sólo tiene dos caminos: vender su franquicia o irse del futbol sin un solo centavo. 

 

@gvlo2008

Con más de 20 años de experiencia en medios de comunicación, es uno de los periodistas más críticos y directos en el deporte. Auténtico y con la firme convicción de decir la verdad.

Comentarios