Medio día del 7 de Septiembre de 2008, unas sucias tribunas del Estadio Azteca que habían albergado la noche anterior un encuentro de la Selección Nacional, se preparaban para albergar un partido a puerta cerrada de la Primera "A", entre el hoy desaparecido Socio Águila y Gallos Blancos de Querétaro. A pesar de ser partido a puerta cerrada, poco más de doscientos aficionados queretanos realizaron el viaje, a la postre se les permitiría el acceso para ser testigos de una negra mañana de domingo. Contados medios de comunicación, queretanos habríamos uno o dos. El resultado, lo de menos, 2 goles de Mauro Gerk para un empate a dos goles.

Corría el minuto 67, cuando nos tocaba ver y narrar en la única transmisión del partido, la artera agresión de Isaías Ramos al jugador número 7 de la escuadra queretana: Ignacio Schneider. Sin ningún motivo valido, el brasileño propinaba un fuerte golpe al charrúa.

No le quedaba claro a nadie, la consecuencia de la agresión, si no hasta el final cuando en un principio, el Director Técnico Héctor Medrano nos decía de manera desesperada que no le encontraban el ojo; vendrían minutos de zozobra y preocupación al no saber con certeza la gravedad de la lesión.

Pasarían las horas y los días, en los que supimos todos el resultado. Muestras de cariño de la afición, cientos de notas periodísticas, en fin... lo de siempre en un lamentable caso así. A diferencia de otros, esta afición siempre te recuerda.

Hoy Nacho Schneider inicia día a día, una nueva vida, arropado por sus 2 hijos, familiares a amigos en su natal Uruguay; su incomparable talento y carácter lo han hecho poco a poco salir adelante para intentar como todos en esta vida: ser feliz.

Ya en el pasado quedan las palabras y compromisos no realizados de directivos, federativos y abogados que lejos de cumplir, olvidaron y abusaron de la confianza de Schneider; si existe una justicia divina, ellos y su agresor, lo pagaran tarde o temprano.

Hoy nos alegra ver que sin rencores nuestro Gallo Blanco, da pasos firmes en la vida, llenando y siendo llenado de amor a los que le rodean, hoy pocos o muchos, lo seguimos recordando siempre e damos a la distancia geográfica, nuestra amistad, admiración  y nuestro recuerdo. Atinadamente se dice que lo mata te fortalece, esto es cierto y para muestra este enorme ejemplo de vida.

Un abrazo y nuestra solidaridad y cariño por siempre: Fuerza Nacho!

La Frase

"La gloria no consiste en no caer nunca, sino mas bien en levantarse las veces que sea necesario" Mario Benedetti

Comentarios